Manejaba borracho un coche fúnebre, cayó a un arroyo y sus dos acompañantes murieron


El conductor de un coche fúnebre que manejaba borracho perdió el control del vehículo y cayó a un arroyo a la altura de la localidad misionera de Apóstoles, provocando la muerte de las dos personas que viajaban con él en ese momento.

El trágico hecho ocurrió cerca de las 19:00 del domingo pasado, cuando el hombre que estaba al volante del Toyota Fielder (modificado para prestar servicios a casas de sepelios) se trasladaba desde el Barrio Estación hacia Colonia Liebig, en la vecina provincia de Corrientes, pero a mitad de camino chocó contra un guardarraíl y se hundió en el arroyo Chimiray.

De acuerdo con lo que informó el portal Misiones Online, debido al accidente, uno de los ocupantes salió despedido del auto, mientras que los otros dos cayeron al vacío junto con el rodado y terminaron en el agua.

Cuando la Policía llegó al lugar del siniestro encontró al conductor del coche fúnebre, un hombre de 40 años, a quien le realizaron un test de alcoholemia, el cual arrojó un resultado de 1,92 g/l de alcohol en sangre, y posteriormente fue derivado a un hospital de la zona, donde quedó internado por lesiones leves, bajo custodia.

Paralelamente, luego de un trabajo conjunto de los efectivos de seguridad con los Bomberos de la ciudad, se pudo sacar el vehículo del arroyo y en su interior se hallaron los cuerpos de las otras dos personas que viajaban en el mismo, las cuales ya no tenían signos vitales.



Por esta razón, las autoridades enviaron los cadáveres a la morgue para que les realicen las correspondientes autopsias y así poder confirmar las causas de la muerte, mientras que en el sitio continuó realizando diferentes tareas el personal de Bomberos, de la Policía Científica y de la comisaría jurisdiccional.

Por este accidente se abrió una causa por averiguación del siniestro vial que quedó en manos de un Juzgado local, el cual solicitó la custodia y posterior detención del conductor, que otras versiones indican que habría salido por sus propios medios del auto una vez que cayeron al arroyo.

Por otra parte, durante la mañana del lunes los familiares de las víctimas reconocieron los cuerpos de quienes estaban dentro del coche fúnebre, identificados como Geremias Esequiel Aranda, de 21 años y albañil de profesión, y Daniell Márquez, de 23, soldado del Ejército Argentino con prestación de servicio en Regimiento de Monte 30 y futuro padre., según dieron a conocer fuentes policiales al diario La Voz de Misiones.

Hace tan solo una semana, en esta misma provincia un motociclista de 34 años que estaba viajando a dirigir un partido de fútbol en la localidad de Posadas, murió luego de que la rueda de un camión se desprendiera y terminara impactando contra él.

De acuerdo con lo que se sabía hasta el momento, mientras la víctima circulaba en dirección hacia la ruta 11, fue golpeado de manera imprevista por una rueda que se desprendió de un camión Iveco que transitaba en sentido contrario. Al salirse del semirremolque, la cubierta impactó de llenó y de manera directa contra el joven que fue impulsado de su moto.

Debido al fuerte impacto, el motociclista cayó a un costado de la arteria, más precisamente en una zona de malezas, y permaneció inmóvil hasta que llegó personal sanitario y policial. Allí los médicos constataron que el hombre había sufrido múltiples lesiones y lo trasladaron a un hospital cercano, donde más tarde falleció.