MADARIAGA – MARIO EUFEMIO: “Siento la tristeza más grande del mundo, busquè consensuar pero tenían todo resuelto”

 


El ex entrenador de infantiles del Club Los del Clan dialogó con CNM de manera exclusiva tras su salida de la institución y el dolor que eso le causa.

 

Según relató, con la nueva Comisión Deportiva, de tomó otro rumbo que está más vinculado a fortalecer el fútbol mayor y eso causó los primeros desencuentros que llevaron a la disolución de distintas subcomisiones que tenía el club.

 

Así, siempre según relata Eufemio, en menos de dos meses comenzaron a aparecer solicitudes por insumos básicos como pelotas para los entrenamientos que no eran respondidas.

 

Más adelante se le expresó al referente del fútbol infantil que no podía seguir adelante con el merendero comunitario que realizaba dos veces por semana. El dar alimento era una herramienta de contención para “enganchar” a los chicos con la integración y el juego en equipo. A eso se le había agregado la recolección de botines y zapatillas para entregrárselas a los nenes que lo necesitaran.

 

Pero, le explicaron que no eran un club social sino uno deportivo y que eso no debía continuar.

 

En ningún momento pasó por mi cabeza el irme. Siento la tristeza más grande del mundo.

 

Eufemio había ingresado durante la gestión del presidente Pablo Arrachea que culminó a inicios de este 2022 cuando fue remplazado por Raúl Barria.

 

Los cruces con los nuevos dirigentes escalaron cuando en una entrevista televisiva el entrenador de infantiles se manifestó, a manera de reclamo, sobre las deficiencias que tenían en las 4 categorías de niños y en la escuela “Ruso” Bereilh.

 

Teníamos carencias de todo tipo de elementos. Habíamos incrementado el caudal de chicos y teníamos más requerimientos pero a todo se hacía caso omiso. Eran medidas arbitrarias como la disolución de todas las subcomisiones.

 

Con su salida, hubo otros tres técnicos que presentaron su renuncia y los pequeños quedaron en medio de la zozobra. Los propios padres ya plantean cambiarlos de club porque no aceptan estos cambios y la manera en como se dio todo.

 

Ellos buscaron manchar la gestión de Pablo Arrachea. Eso está en actas de distintas reuniones y nada pudieron comprobar. En dos meses se vino todo abajo. Yo siempre busqué alternativas y consensuar para seguir pero tenían la decisión tomada.

 

Ahora Eufemio va a descansar, al menos 30 días, mientras define su futuro en alguna otra institución.