Murió un jubilado de 90 años después de que le robaran 650.000 dólares con el cuento del tío



Un hombre de 90 años murió en el barrio porteño de Belgrano horas después de haber sido víctima de un robo con la modalidad "cuento del tío", con el que dos ladrones le vaciaron las cuentas bancarias y le sacaron 130 millones de pesos (unos 650.000 dólares).

Según sostuvo la familia de la víctima, "murió de tristeza" al darse cuenta de la estafa.

El anciano se llamaba Ernesto y vivía solo en un departamento. Recibió un llamado telefónico de alguien que se hizo pasar por su hermana y le avisó que iba a enviarle un remis a su casa para llevarlo al banco a vaciar las cajas de seguridad. Según el relato, le dijo que necesitaban cambiar los dólares que tenía porque eran "de cara chica" e iban a perder todo su valor. Un engaño conocido en los últimos tiempos.

Por la casa del hombre pasaron dos personas que simularon ser asistentes de su hermana. Lo subieron a un coche y lo acompañaron a retirar dinero de una caja de seguridad.

El hombre entró solo a su caja, la vació por completo y entregó todo el dinero retirado a los delincuentes en un bolso. Cuando estaban saliendo del lugar, los estafadores le preguntaron si tenía más plata en otro banco y la víctima contestó que sí. Fue así que visitaron en total dos bancos.

Para completar el robo, los ladrones dieron una recorrida de más de media hora para simular que estaban haciendo unos trámites, dejaron al hombre en una esquina de Caballito y le prometieron volver en media hora con los nuevos billetes, los de cara grande. Lo dejaron sin su teléfono celular. Nada más se supo de ellos.

Una hora después, el hombre abandonado logró comunicarse con su hermana para avisarle que nadie había pasado. Ahí se cayó en la cuenta de que había sido víctima de una estafa.

"Lo llevaron a pasear un poco con la excusa de que tenían que sacar una fotocopia especial, le dijeron que iban a estacionar para que no caminara, y a los 30 minutos se dio cuenta de que no iban a volver. Ahí es cuando pidió un celular y llamó a mi mamá", contó Andrés, uno de sus sobrinos en diálogo con A24.

De acuerdo con las estimaciones de la familia, en total le robaron unos $130 millones de pesos. Ernesto murió unas horas más tarde.

“Ese día hicimos la denuncia en la comisaría. Cuando terminamos, lo llevo a la casa, estaba por llegar la mujer que lo cuidaba. A la tarde, la policía va a hacer más preguntas. Suben y, cuando se están yendo, él le dice a la chica que los acompañe hasta abajo. Ella baja y cuando vuelve empieza a tocar la puerta. Él no respondía. Nos llama, salimos para allá, abrimos y lo vimos sentado, ya sin vida, en el sillón de la casa. Estuve 15 minutos haciendo RCP”, agregó Andrés sobre el trágico final.

Banda especializada en "cuentos del tío"

Esta semana, la Policía de la Ciudad de Buenos Aires había detenido a una banda conocida como "Las Simuladoras", especializadas en golpes del tipo "cuento del tío", con los que habrían robado unos 250 mil dólares y 800 mil pesos.

Según se reconstruyó en la investigación, la banda cometió al menos ocho estafas usando diferentes engaños conocidos como "billete de lotería ganador", "las extranjeras perdidas" y la "bolsa de dinero", aunque se cree que estarían involucrados en realidad en un total de trece hechos de las mismas características.

El engaño más utilizado por la banda consistía en fingir poseer un boleto de lotería ganador de una gran suma de dinero y no saber leer ni escribir, requerían ayuda para cobrar el premio y un lugar seguro donde guardarlo: todo era un ardid para lograr que la víctima las llevara a su domicilio.