Estafaba a su pareja mientras estaba internada, cuando falleció le robó 2 millones de pesos



Un hombre estafó a su pareja mientras ella estaba internada y continuó haciéndolo luego de que falleciera. Le robó más de dos millones de pesos, lo descubrieron y está imputado por el delito de “estafa en carácter de autor”.

El episodio ocurrió en Neuquén. Según informaron desde el Ministerio Público Fiscal, el acusado, identificado como J.M.D, aprovechó que la mujer cursaba una enfermedad avanzada y se encontraba internada.

Ante esta situación, el sujeto que tenía acceso a las cuentas bancarias de la víctima, realizó distintas transferencias a su cuenta.

El acusado tenía en su poder la tarjeta de débito, una notebook y una agenda con las claves de la titular de la cuenta.

Como la mujer no tuvo hijos, los afectados son sus padres, quienes fueron declarados como sucesores por un juzgado civil neuquino.

De acuerdo a lo que informó el fiscal Marcelo Silva, a cargo de la investigación, la estafa total fue de más de $990.000 y más de 12.500 dólares.

La jueza de garantías, a cargo de la audiencia, formuló los cargos por el delito de “estafa en carácter de autor” y fijó un plazo de cuatro meses para la investigación.

Murió por un ataque de nervios tras el robo de $130 millones

Un jubilado de 90 años fue víctima del “cuento del tío” en Belgrano y le robaron $130 millones. Horas después de la estafa, sufrió un ataque de nervios y “murió de angustia”, de acuerdo a lo que manifestó su familia.

El hombre recibió el llamado de una mujer que se hizo pasar por su hermana. La ladrona le dijo que iba a mandarle un remís para que lo llevara al banco a buscar su dinero porque los billetes “iban a perder su valor”, según el testimonio de sus allegados.

El jubilado, que vivía solo, accedió y minutos después se subió a un auto Peugeot que lo pasó a buscar por la puerta de su casa.

Primero fueron a un banco a sacar el dinero y cuando les dijo que tenía más plata en otra sucursal, fueron a retirar el resto. Una vez que terminaron el recorrido, les entregó todo en un bolso a los supuestos ayudantes de su hermana.

Luego de dejarlo en su casa, llamó a su hermana y fue allí que su familiar le advirtió que no le había mandado ningún auto y que era todo una estafa. “Lo llevaron a pasear con la excusa de que tenían que sacar una fotocopia especial”, relató su sobrino Andrés en diálogo con A24.