Chocaron contra un guardarraíl y abandonaron la camioneta con 500 kilos de marihuana



Los policías que llegaron a asistir a los ocupantes de una camioneta que chocó contra un guardarraíl en Reconquista, Santa Fe, quedaron sorprendidos con la escena que encontraron: el vehículo había sido abandonado y en su interior había más de 400 ladrillos de marihuana compactada. En total, casi 500 kilos.


Según el reporte policial, se trata de una Toyota Hilux de color blanco que estaba abandonada en la zona de Los Tapialitos, un paraje rural situado al norte de Guadalupe Norte, en Reconquista.



Un vecino que transitaba por la zona dio cuenta de una camioneta chocada en medio de la Ruta Nacional 11, a la altura del kilómetros 820, y radicó la denuncia en la Comisaría 4ª de Villa Ocampo.

Según publicó Uno Santa Fe, cuando los efectivos llegaron al lugar divisaron que en la camioneta Toyota había varios bultos envueltos con papel celofán.

Tras inspeccionar el vehículo se dieron cuenta de que había un fuerte cargamento de marihuana y le dieron paso a personal de la Brigada de Drogas de Reconquista, dependiente de la Agencia de Investigaciones Criminales. 



Quedaron confiscados 427 ladrillos de marihuana compactada que estaban envueltos con cinta de embalar color ocre; y tres bidones de plástico de 20 litros cada uno, que contenían cogollos de cannabis sativa o marihuana.

El pesaje del contenido de los tres bidones plásticos fue de 12,820 kilogramos; y los 427 panes encontrados de la misma sustancia tuvieron un total de 478 kilos. También se secuestró un celular y documentación que había dentro del vehículo. Todo está en materia investigativa.

Los uniformados informaron que más allá de la camioneta, encontraron varios packs envueltos caídos al costado de la ruta, sobre la banquina y que pertenecían al mismo cargamento.

El diario El Litoral informó que la droga secuestrada asciende a un valor de más de 20 millones de pesos. 

Según se supo, la camioneta que iba en dirección al sur está radicada en la ciudad de Rosario.

La primera hipótesis policial es que la camioneta sufrió la rotura de una de las cubiertas y el conductor perdió el control por varios metros hasta chocar contra el guardarraíl. Por el momento se desconoce la identidad de quienes iban a bordo del vehículo.



"El conductor huyó del lugar en un auto color bordó”, dijo una fuente investigativa al medio santafesino. Y agregó que, por estas horas, la policía perita las cámaras de seguridad de las localidades al norte del paraje para poder dar con ese móvil de apoyo ya que se especula que es el que levantó a los que iban en la Hi Lux.

Interviene el Juzgado Federal de esa jurisdicción a cargo de Aldo Alurralde, y a la Fiscalía Federal a cargo del Dr. Roberto Salum.