VILLA GESELL: Condenaron a dos años de prisión a un vendedor ambulante que amenazó y golpeó a transeúntes y policías en dos oportunidades

 


Juan Carlos Gómez, de 42 años recibió en las últimas horas la pena de 2 años de prisión por haber incurrido en dos oportunidades en delitos casi idénticos. Es que este vendedor ambulante , amenazaba a transeúntes, golpeó a algunos de ellos y cuando llegaba la policía también se tornaba agresivo.

 

El Juzgado en lo Correccional nº 2 de Dolores lo consideró culpable de los delitos de lesiones leves en concurso real con atentado a la autoridad agravado y lesiones agravadas en concurso ideal y Amenazas.

 

Los hechos evaluados durante el proceso ocurrieron en marzo y en diciembre de 2020.

 

En el primero de ellos, Gómez estaba en la Avenida 3 y Paseo 106 cuando empezó a insultar a los transeúntes que pasaban por el lugar, solicitándole uno de ellos que cesara con ese proceder, a lo que respondió: “yo no me voy nada, te voy a romper la cabeza”, para acto seguido extraer de su valija un caño metálico con el que le propinó un golpe en la cabeza y provocándole lesiones leves.

 

La policía al llegar al lugar observó que frente al ingreso de una galería un grupo de personas habían reducido a un sujeto, quienes manifestaron que momentos antes este había agredido físicamente a una persona con un palo, resaltando que el individuo buscaba permanentemente pelea entre los transeúntes. El individuo se tornó hostil con los oficiales de policía, arrojando golpes de puño y patadas, negándose a que lo identificaran, razón por la cual fue reducido y trasladado a la Seccional.

 

A los poco minutos cuando ya estaba en el sector de los calabozos de la Comisaría 1era. y los efectivos policiales se disponían a identificarlo, se tornó agresivo con ellos y golpeó con su cabeza en el pómulo izquierdo de un oficial, provocándole traumatismo, lesión que fue caracterizada como de carácter leve.

 

Ya en diciembre de ese mismo año le exhibió una tijera de metal a una persona cuando esta egresaba de un restaurante ubicado en Av. 3 y Paseo 105.

 

Le dijo “no te hagas el vivo porque te voy a pinchar”. Al cabo de unos minutos se acercó nuevamente al local, y dirigiéndose a una mujer le manifestó: “no hagas puterío porque a tu amigo lo voy a pinchar”.

 

La policía al llegar observó que ese individuo se encontraba ocasionando disturbios y molestando a un trabajador del local, manifestando la propietaria del comercio que ya los había amenazado tiempo atrás, y que ese día había llegado al negocio y reiterado su accionar. Dijo que en esas circunstancias un amigo había salido y le había pedido que se retirara, reaccionando aquel con la amenaza de “pincharlo”. En esas circunstancias se le secuestró a ese sujeto un bolso en cuyo interior había una tijera de metal.