Un cliente noqueó a un playero de un cabezazo después de quejarse porque tardaba en atenderlo


El playero de una estación de servicio de Bariloche sufrió un brutal ataque este fin de semana. Un hombre se bajó de auto enojado porque no lo atendían y le dio un cabezazo que lo dejó tendido en el piso.

La agresión ocurrió el sábado cerca del mediodía en una estación de servicio Axion ubicada entre el Pasaje Gutiérrez y Avenida Herman de la ciudad rionegrina.

Todo quedó grabado por las cámaras de seguridad.

Según el portal de noticias Agencia de Noticias de Bariloche, el agresor esperaba junto a una mujer que cargaran nafta a su auto y según medios locales había cierta demora para poder acceder a los surtidores.

Familiares de la víctima indicaron que al hombre no lo atendían porque habían llegado otro cliente antes. El hombre se impacientó y comenzó a proferir insultos e, incluso, escupitajos hacia el trabajador.

En estas circunstancias, el playero le habría dicho: “Acá no se atiende gente maleducada”. Enfurecido, el hombre se bajó del auto y le dio un cabezazo.

Luego se fue de la estación de servicio como si nada hubiera ocurrido, mientras que el joven de 25 años quedó tendido en el piso.

El reclamo de la familia del joven playero agredido

Las imágenes de la agresión fueron publicadas por la familia de la víctima para pedir justicia. “En principio, queríamos que el video se viralizara porque no sabíamos quién era la persona y en la comisaría no nos tomaban la denuncia solo con la patente del auto”, dijo la madre del playero en diálogo con ANB.

 “Gente así no puede andar por la calle”, opinó la mujer.

Y completó: “Tiene que haber una sanción. Lo que le pasó a mi hijo le puede pasar a otra persona, y peor. Hoy es un cabezazo a un pibe que está laburando. Mañana puede ser una cajera de un supermercado que se tarda un rato y recibe un cachetazo, y otro día puede ser un cuchillazo”.

El incidente recuerda el caso de Arturo López, el playero de un garaje porteño que recibió un brutal golpe de un adolescente que le provocó graves lesiones neurológicas.