Monotributistas, jubilados y trabajadores informales: el detalle de los bonos que anunciaron el Presidente y Guzmán


El presidente, Alberto Fernández, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunciaron esta tarde un paquete de bonos para reforzar los ingresos de monotributistas, trabajadores informales y jubilados, en un intento por compensar parte de la caída generada por el alza de la inflación. El ministro confirmó además que, para financiar el bono, el Gobierno planea imponer un nuevo impuesto. En palabras de Guzmán, “un mecanismo para poder capturar parte de la renta inesperada producto no de inversiones, sino del shock que implica la guerra en Ucrania”.

 

Los bonos para los trabajadores se pagarán en dos cuotas mensuales de 9000 pesos y no en un sólo aporte, según anticiparon fuentes gubernamentales. Para los jubilados el aporte sería de 12.000 pesos, que se sumarán a los $6000 que ya cobraron.

 

“Excepcional”, fue una de las primeras palabras que pronunció Guzmán al iniciar su presentación en el salón Blanco de la Casa Rosada. “Tiene como objetivo evitar que este shock que está sufriendo la economía argentina y mundial tenga consecuencias desigualadoras”, advirtió.

 

“Las dos cuotas [de $9000 para los trabajadores activos] serán pagadas en los meses de mayo y junio”, agregó el ministro. “Los jubilados y jubiladas que reciban hasta dos jubilaciones mínimas recibirán un bono de $12.000 pesos en mayo”, completó.

 

El otro capítulo de anuncio incluye la necesidad de financiar los bonos. Allí se centra la expectativa sobre la implementación de un nuevo impuesto en torno a la “renta inesperada” que, según argumenta el Gobierno, tuvieron algunos sectores. No se trata solo del campo, como se especuló tras la entrevista que dio el ministro el lunes.

 

“El universo se enfocará en empresas que tengan ganancias netas superiores a los 1000 millones de pesos”, adelantó. “La ganancia neta imponible real tiene que haber aumentado de forma significativa en 2022, lo mismo que el margen de ganancia”, agregó. Pero aclaró que si esa renta inesperada se canaliza en inversiones, la imposición del fisco será menor.

 

En el anuncio, que se realiza en el salón Blanco de la Casa Rosada, cuenta con la presencia del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el canciller Santiago Cafiero; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, entre otros. Entre los empresarios se hizo notar la presencia de Daniel Funes de Rioja, titular de la Unión Industrial Argentina.

 

Además, se encuentran en la Casa de Gobierno el líder camionero Pablo Moyano y uno de los referentes del Movimiento Evita, Emilio Pérsico. También se sumaron los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), que volverá a mostrarse con el Presidente después de la duras críticas que lanzó las últimas semanas, y Jorge Capitanich (Chaco).

 

Tras la presentación de la medidas, Zabaleta y Moroni darán una conferencia de prensa.

 

El paquete de medidas fue analizado el fin de semana por Guzmán con su equipo en un retiro en Chapadmalal. Allí estuvieron Melina Mallamace, su jefa de Gabinete; el secretario de Hacienda, Raúl Rigo; el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias; el secretario de Política Económica, Fernando Morra; el secretario de Energía, Darío Martínez (vía Zoom); el subsecretario de Programación Regional, Agustín Lodola; Demian Panigo, director de YPF, y Santiago López Osornio, subsecretario de Planeamiento Energético (responsable de la segmentación de tarifas), entre otros.