LA COSTA: Suspendieron el juicio contra el hombre que mató brutalmente a un perro

1649879001520

Habrá que esperar más tiempo para conocer si finalmente será condenado Adrián Guillermo Rodríguez, el hombre acusado de haber asesinado con saña en agosto de 2019 a un perro callejero en Mar del Tuyú.

Si bien se había fijado la fecha del debate para este miércoles, en las últimas horas las autoridades judiciales de Dolores resolvieron una postergación por pedido de la defensa de único imputado en la causa.

Es como Rodríguez cambió de abogado, el nuevo letrado le pidió más tiempo al Juzgado en lo Correccional N°2 de Dolores, a cargo de Jorge Agustín Martínez Mollard, para poder interiorizarse a fondo en el expediente. Por el momento, no se informó cuál será la fecha de reprogramación.

El comerciante de Mar del Tuyú llega acusado de cometer delitos previstos en la Ley 14.346, que contempla los casos de maltrato o actos de crueldad a los animales, con pena máxima de un año de prisión (excarcelable).

El asesinato de Rubio generó tal conmoción en Mar del Tuyú que el Concejo Deliberante del Partido de la Costa decidió declarar, por unanimidad, a Adrián Rodríguez como "persona no grata" del distrito. Antes, la municipalidad también había tomado cartas en el asunto al clausurar el local de venta de artículos de pesca que le pertenecía al acusado. Los vecinos tampoco se quedaron de brazos cruzados y protagonizaron diferentes escraches en el comercio.

Y noviembre de 2019, a tres meses del brutal asesinato, la comunidad inmortalizó a "Rubio" con un monumento. Su placa reza la siguiente leyenda: "En memoria de Rubio quien, con su triste partida, unió al mundo convirtiéndose en un pilar contra el maltrato animal".

Crimen brutal

Según consta en la causa judicial, el 13 de agosto de 2019, entre las 20 y 21, Adrián Guillermo Rodríguez llegó a la estación de servicio donde vivía Rubio en una Amarok para cargar combustible. En aquella noche, el dueño de la camioneta habría querido acariciar al perro pero, Rubio respondió con un gesto agresivo y el hombre no se lo perdonó.

Cuando circulaba en el camino de ingreso al Partido de la Costa, sector más conocido como Triángulo del Tuyú, Rodríguez colocó a Rubio en el piso, mientras lo tenía atado al guardabarros con una soga, y lo arrastró contra el asfalto, a alta velocidad, hasta matarlo. Un testigo, incluso, declaró que vio cómo el conductor hacía maniobras de “zigzag durante todo el camino" para generarle más dolor al perrito.

Un informe de un profesional veterinario determinó que el perro presentaba fracturas de cráneo y extremidades, además de “lesiones compatibles con quemaduras por efecto de arrastre” que le provocaron la muerte.