VILLA GESELL – EXCLUSIVO: ¿Cómo fue el operativo para detener a un miembro de la DDI e investigar a toda una delegación policial por una extorsión?

  


CNM obtuvo detalles exclusivos de la redada que realizó la Policía Federal contra colegas de la SubDDI de Villa Gesell durante esta madrugada en el marco de una investigación por la extorsión a un hombre que estaba imputado en una causa por abuso sexual y al cual le pidieron 80.000 pesos de coima para desviar el proceso.

 

Desde el momento de la denuncia por extorsión, que se realizó ayer por la tarde en la comisaría cuarta de Villa Gesell, hasta la aprehensión pasaron pocas horas y el trabajo de la fiscal Verónica Zamboni fue frenético con actuaciones rápidas en la que debieron pedir la asistencia de una fuerza que no tenga relación con los investigados como la PFA.

 

Las fuentes judiciales con acceso al expediente consultadas por CNM fueron categóricas: hay sorpresa en el grupo de fiscales de Villa Gesell, Pinamar y Madariaga porque son los policías en los cuales deben confiar para ejecutar investigaciones. “Era una gestión relativamente nueva con el Comisario Rodríguez a la cabeza que ahora se encuentra imputado ante la posible participación en la comisión de un delito junto a quién era su segunda”.

 

¿Cómo fue el operativo?

 

En la tarde del martes dos uniformados se acercaron a la casa de un hombre de nacionalidad boliviana que se encuentra siendo investigado desde finales de enero por el delito de abuso sexual. Le dijeron que eran integrantes de la fiscalía y que a cambio de dinero se podía cajonear la causa o desviarla en favor del denunciado para que termine libre. Para lograrlo debía entregarles 80.000 pesos en un lapso de horas por lo que el hombre pidió tiempo para reunirlos.

 

Llegaron a bordo de un auto particular no identificable y que se constató que no pertenece a la fuerza bonaerense.

 

No contento con lo sucedido el investigado –quién realmente tiene una causa por abuso y era controlado por la SubDDI- fue hasta la comisaría cuarta y radicó una denuncia. Por la celeridad que el caso ameritaba –NdR: y muchas veces los enfrentamientos entre los policías de comisaría con los de investigaciones- Zamboni tomó conocimiento de la situación en minutos y pidió a la PFA destinar un auto no identificable para seguir al hombre que supuestamente iba a entregar el dinero.

 

La hora del momento de la entrega se acercaba y el denunciante recibió un llamado: lo hicieron recorrer tres puntos de la ciudad hasta llegar al barrio La Carmencita en donde recibió la coordenada del punto de encuentro concreto. Cuando entabló contacto los numerarios de la PFA se identificaron y aprehendieron al sargento Miguel Agustín Vargas mientras que quién manejaba el Fiat Siena, no identificable pero de la policía bonaerense, se fue del lugar aunque quién lo manejaba estaría identificado.

 

Con este resultado se pidió de urgencia un allanamiento en la sede de la SubDDI de Villa Gesell y se secuestraron todas las computadoras y los teléfonos celulares de los 8 policías que allí prestan servicio.

 

La causa fue girada esta mañana a al fiscalía que investiga a funcionarios públicos de Mario Pérez y Asuntos Internos labró actuaciones sumariales contra todos los policías que fueron separados preventivamente de sus cargos.

 

La causa es por extorsión agravada y se trata de determinar si no existió una Asociación Ilícita entre los demás miembros policiales para ejecutar prácticas similares durante el último tiempo.