Mató de 11 puñaladas a su pareja, fue declarado inimputable y se fue de vacaciones

K6-ZEOY624-NE2-BD3-K6-XRX7765-IM

En septiembre de 2020, un hombre asesinó de 11 puñaladas a su pareja en La Matanza. En febrero de este año fue declarado inimputable por la Justicia, que solo le “sugirió” realizar un tratamiento psiquiátrico en lugar de condenarlo a cadena perpetua por femicidio. La familia de la víctima denunció este jueves que el agresor no solo está libre, sino que se fue de vacaciones.

Los allegados de María Dolores Juncos, la víctima, dijeron que Ramón Hermes Acuña “se fue de vacaciones a Corrientes después de que lo liberaron, como si no hubiera pasado nada”. Además, comentaron: “Nos acostumbramos a vivir con miedo gracias a la Justicia de mierda que tenemos”.

La liberación del acusado

Pese a estar acusado por homicidio agravado por el vínculo de pareja, Acuña fue considerado “inimputable” por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de La Matanza.

Una pericia psiquiátrica determinó que el hombre “no estaba en condiciones de ser juzgado” y señaló que “no presenta riesgo en la actualidad”, motivo por el cual los magistrados ordenaron su inmediata excarcelación.

La medida fue adoptada por los jueces Alfredo Drocchi, Matías Rouco y Andrea Schiebeler, quienes solo le “sugirieron” al hombre que siga “la continuación de tratamiento psicológico-psiquiátrico”.

El diagnóstico del acusado

BEGSANXUXNHXLEWTM6-MSMX6-BY4 

Meses atrás, en otra pericia, psiquiatras de la Suprema Corte de Justicia hicieron un diagnóstico similar, al aducir que el hombre “no obró con voluntad ni libertad de conciencia, dado que su accionar estuvo condicionado por síndrome delirante celotípico montado en personalidad pre mórbida de tipo narcisista”.

622-DO5-QF2-NBUFBAGREQROCWZLM 

Sin embargo, el informe decía que Acuña presentaba “alteraciones morbosas de sus facultades mentales con ideación de perjuicio de terceros, que son pasibles de desencadenarse toda vez que se pongan en riesgo sus intereses”.

Cómo fue el asesinato de María Dolores Juncos

El femicidio de María Dolores Juncos ocurrió en la mañana del 15 de septiembre de 2020 en la calle Fournier 1051, de Isidro Casanova, partido de La Matanza.

Los gritos de la víctima alertaron a la empleada de limpieza que trabajada en la casa. Sin embargo, cuando la mujer descubrió de dónde venían esos gritos, María Dolores Juncos ya estaba muerta.

A su lado, tirado en el piso, también estaba el agresor, Ramón Hermes Acuña, con heridas de arma blanca en la garganta, ya que había intentado suicidarse.

Aunque los investigadores no encontraron denuncias previas por violencia de género entre la pareja, la hermana de la víctima habló de malos tratos y de amenazas constantes con las que convivía su hermana.

“Él siempre tenía esos arranques de gritarle, la amenazaba, tenía que salir corriendo para estar con él, si se sentía mal, ella tenía que atender el teléfono porque si no aparecía en la casa de mi mamá”, afirmó.

En ese momento, Acuña fue trasladado de urgencia al hospital Paroissien, donde quedó internado y detenido tras ser operado. En tanto, el médico legista indicó que a simple vista la víctima tenía entre 10 y 11 heridas punzantes en el cuello, que le provocaron la muerte.

Una vez recuperado, el femicida declaró ante el fiscal de instrucción Gastón Duplaá, quien en dos semanas pidió elevar a juicio la causa.





Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo