Liberaron a una mujer que asfixió a su bebé y lo tiró en una zanja: “Lo maté porque no tenía plata”

IEZYZWLGSJCENG4-PI4-Z2237-ZU4

En 2013 Micaela Roxana Díaz asesinó a su hijo, de apenas tres meses, asfixiándolo con una bolsa y lanzándolo en una zanja. La Justicia de Santiago del Estero la condenó a prisión perpetua, pero en las próximas horas, tras una serie de apelaciones y reducciones de penas, la mujer de 26 años quedará en libertad.

El cuerpo de la criatura con una bolsa de nylon en la cabeza fue encontrado en el interior de una acequia, cerca de la casa de la localidad de Bandera donde vivía su mamá, que entonces tenía 18 años. Si bien en su primera declaración la adolescente acusó a un grupo de hombres que circulaba en un auto rojo de haber secuestrado a su hijo, con el avance de la investigación y acorralada por las pruebas terminó confesando el crimen.

 “Lo maté porque no tenía plata”.

HL4-JE6-SMMJFXPGUEVUVWQAH33-Y Declaró Díaz, que después de ser detenida intentó quitarse la vida y fue internada en el Hospital de Añatuya. En el juicio mantuvo su versión pero dijo además que estaba “arrepentida” y se puso en manos de los jueces.

“Sé que Dios me ha perdonado. Lo único que quiero decir es que no hablen cosas que no son. Yo estoy arrepentida de corazón, por algo dije la verdad, si no hubiera seguido diciendo cosas que no son, por algo me estoy haciendo cargo. Que el Tribunal disponga lo que considere”.

Sostuvo, según replicó el diario El Liberal. No obstante, el fallo fue contundente y la sentenció a la pena máxima por “homicidio doblemente calificado por alevosía y por el vínculo”.

Libre por la sumatoria de reducciones de penas

La defensa de Díaz siguió trabajando en el caso y consiguió que en mayo de 2019 el Superior Tribunal de Justicia (STJ) revocara la perpetua al considerar que que hubo “circunstancias extraordinarias de atenuación”.

TE7-AY27-N7-VDS5-JFKRLYRNK37-YY 

El STJ remitió el expediente para que sea conformado otro tribunal, que en junio de 2019 le redujo la condena a 19 años de cárcel. Tras una nueva apelación de ese fallo ante otro tribunal, según indicaron los medios locales, morigeraron la condena de la mujer a 8 años de prisión.

Por todo esto la mujer, que ahora tiene 26 años, ya habría cumplido la pena y esta semana recuperaría la libertad. 

“El fallo del Superior Tribunal de Justicia (STJ) interpreto que le concedió a Micaela un beneficio enorme”.

Señaló en diálogo con el mismo medio el abogado Juan José Saín, en alusión al recurso de casación en que fue revocada la condena.