AFIP hará una subasta de iPhones y productos de alta gama por menos de $20 mil

 

 

El 3 de marzo la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) realizará nueva subasta de teléfonos celulares, cámaras fotográficas y relojes inteligentes, que se encuentran en dependencias aduaneras del nordeste argentino. Enterate cuándo es el remate, cómo y cuándo participar.

 

El ente informó en su sitio Web del remate, con “mercadería que por rezago, comiso o abandono que quedó a disposición de la Dirección General de Aduanas (DGA)”.

 

La mercadería que se ofrecerá a remate es toda aquella que no puede tener como finalidad la donación y el objetivo apunta a liberar el espacio en los diferentes depósitos, con un ingreso extra para el Estado.

 

Cuándo es la subasta de iPhones de AFIP y cómo participar


  • La subasta se llevará a cabo el 3 de marzo.
  • Se realizará de manera online a través de la página web del Banco Ciudad, en la que se pueden ver las mercaderías de los distintos lotes con el precio base y una descripción de cada una de ellas, en el sitio https://subastas.bancociudad.com.ar/subasta/2652
  • Los interesados deberán inscribirse hasta 48 horas antes del remate en el portal del Banco Ciudad y hacer la transferencia de la caución.

 

Cada comprador o compradora deberá retirar la mercadería en las distintas dependencias donde se encuentran los productos o autorizar a alguna persona para su retiro.


Los interesados podrán ver la mercadería hasta el 25 de febrero, de 9 a 12, en las direcciones que figuran en el link de la subasta.


Qué productos subastará la AFIP


El remate que se realizará a través del Banco Ciudad ofrece un lote de 46 celulares de alta gama, iPhone y Samsung. Hay modelos de Apple X, XR, 7 y 8. Y teléfonos Samsung S8, S9, S10, A50 y A70.

 


Algunos precios: iPhone XR de 256 GB con un valor inicial de $54.000. Y un iPhone 7 Plus de 32 GB por $24.600.

 

También hay cámaras fotográficas Nikon, modelo D7100, con un precio base de $45.000. Y relojes inteligentes desde $33.000.

 

A los precios finales hay que sumarles un 21% del IVA. Los productos se retiran por las dependencias donde están guardados, lo que para muchos puede ser un inconveniente.