Una mujer y sus dos hijos murieron calcinados y abrazados en su casa, pero el crimen quedó impune

imagepng-2

La Justicia de Caleta Olivia abosolvió este miércoles a los cuatro acusados por el trágico incendio en el que murieron una mujer y sus dos hijos. El polémico fallo reavivó más que nunca el reclamo en las calles de esa ciudad.

Las víctimas fueron Natasha Shumacher y sus dos hijos de 6 y 8 años, Karin y Lautaro. Los tres murieron calcinados el 5 de enero de 2020, al incendiarse su casa. La pareja de la mujer, Martín Luna, fue el único que pudo escapar de las llamas. Entonces, todas las sospechas se volvieron en su contra.

“Fue vergonzoso lo que hicieron los jueces”.

Dijo en diálogo con La Opinión Austral Juan Pacheco, el padre biológico de Lautaro. imagepng-1 

Los camaristas Juan Pablo Olivera, Jorge Alonso y Mario Albarrán absolvieron a los cuatro imputados de la causa, los hermanos José María y Fernando Gallardo, Cristian Gil y Adrián Paredes.

Mientras espera para conocer los argumentos de la resolución, el hombre señaló: “Iba a ser la última marcha que íbamos a hacer, si es que el juicio terminaba como debía, pero no, así que no vamos a bajar los brazos y vamos a seguir movilizándonos todos los 5 de cada mes.

Pacheco anticipó que apelarán el fallo del Tribunal.

Absolución y polémica en Caleta Olivia

imagepng 

El 9 de diciembre fue el día en que los cuatro acusados por el triple crimen de la mujer y sus hijos volvieron a quedar en libertad. El fallo para disponer las excarcelaciones, de 58 fojas, se basó en la “falta de certeza suficiente”.

Para los jueces, el hecho de que estuvieran cerca de la casa que se incendió intencionalmente y mató a Natasha y sus hijos no los incriminó. No alcanzó con el registro que los captó yendo hasta la escena tres veces y, en la cuarta, que se iniciara el fuego y ellos escaparan en un auto.

Y3-GAL4-QU5-FFUPJ6336-EBKRIIZY 

El fiscal Carlos Rearte y el querellante Carlos Linares, en cambio, habían pedido perpetua al considerar que “las pruebas en contra de los imputados daban cuenta de una serie de indicios unívocos sobre la participación de cada uno de ellos” en el hecho.

“Esos videos de la maderera, se ve lo más bien todo, la casa de donde salen es la de los asesinos de mis hijos, no puede ser que digan que no se ve nada porque se ve todo el movimiento que hicieron”.

Apuntó Pacheco.

El trágico incendio y una escena desgarradora

La madrugada del 5 de enero del año 2020, cuando el fuego empezó a propagarse dentro de su casa, Natasha buscó desesperada una forma de salir con sus hijos pero fue imposible.

Al verse rodeada por las llamas y entender que no podría sacarlos, atinó a resguardarlos de la mejor manera que pudo: los cubrió con su propio cuerpo.

Cuando los Bomberos y la policía lograron controlar el incendio e ingresaron a la vivienda, se toparon con una imagen desgarradora: la madre y sus hijos habían muerto abrazados.