Una mujer discutió con su nuera y le arrojó una tetera con agua hirviendo

CGVYZ2-XPV5-F23-CLVMKBWEIY3-DI

Una mujer terminó con grandes quemaduras en su cuerpo luego de ser víctima de un brutal ataque a manos de su suegra, quien en el marco de una discusión le arrojó una tetera con agua hirviendo delante de sus hijos.

El terrible episodio de violencia familiar tomó lugar el pasado 25 de noviembre en la provincia de San Juan. La joven de 31 años, identificada como Belén Balmaceda, contó que el conflicto comenzó cuando su suegra, con quien compartía una vivienda del barrio San Martín, le exigió que realizara unas tareas domésticas. Sin embargo, según consignó Diario Cuyo, ella se negó.

 “Me tenía de empleada, quería que hiciera las cosas de la casa. Y como ese día no quise, empezó la discusión. Le dije que lo hiciera ella y ahí agarró una tetera y me la tiró encima”.

Relató la víctima, quien además remarcó que, ante el ataque, reaccionó y golpeó a su suegra.

Dada la gravedad de las lesiones que le ocasionó en parte de la cara, cuello, brazo y pecho, la mujer damnificada estuvo ocho días internada en el Hospital Marcial Quiroga. 

“Tengo quemaduras de segundo y tercer grado, se me salió toda la piel”.

Contó.

A su vez, la víctima relató que poco después se enteró de que su suegra le había hecho una denuncia por los golpes que ella le dio y “porque cuando agarró la tetera, se quemó la mano”.

Toda la violenta escena se desarrolló delante de los hijos de Belén, de 6 y 11 años, quienes le contaron lo sucedido a su abuelo, es decir, al padre de Belén, que vive en una vivienda a pocos metros. El hombre no dudó en trasladarse hasta la Central de Policía para radicar la denuncia.

En tanto, como consecuencia del hecho, Belén dio por finalizada la relación con su pareja. El motivo es que cuando su suegra le arrojó agua hirviendo, lo único que habría atinado a hacer su pareja es llevarla “al fondo” y pedirle que por favor no la denunciara.

Además, durante los días que estuvo internada tampoco la fue a ver al hospital.

“Ni siquiera preguntó cómo estaba”.

Agregó.

La agresora tenía antecedentes

Según Balmaceda, no es la primera vez que la mujer ataca a una nuera. Anteriormente, también le habría tirado agua caliente a la novia de otro de sus hijos, cuando tenía un bebé en brazos. Como consecuencia del episodio, la criatura terminó con un pie lastimado.