MAR DEL PLATA: Aparecieron zorros y mataron a perros y gatos

 

 

Los vecinos del barrio privado Rumencó manifestaron su preocupación por la aparición de una gran cantidad de zorros en el famoso country y denunciaron que estos animales "mataron a perros y gatos".

 

En las últimas horas, los vecinos pidieron el traslado de los zorros a reservas naturales a través de una nota que presentaron ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Mar del Plata. En el escrito, solicitaron a la Justicia que intervenga ante la Dirección de Flora y Fauna de la Provincia de Buenos Aires.

 

"Los zorros atacaron a varias mascotas. Generalmente ocurre cuando los vecinos se encuentran transitando con sus animales. En varias oportunidades los zorros saltaron alambrados perimetrales de las casas y mataron a un perro y dos gatos", contaron.

 

"Además del riesgo de ataques y amenazas, se viene notando que en el barrio ha disminuido considerablemente la cantidad de lechuzas, liebres, teros, patos y roedores. Esto se atribuye directamente a la presencia de zorros, que además son transmisores de rabia", agregaron los vecinos.

 

Según un censo realizado por biólogas matriculadas, en Rumencó hay unos 150 zorros. "Pero las especialistas consideraron que no existe una superpoblación de riesgo para los habitantes del barrio y aconsejaron aprender a convivir con esta especie", señalaron.

 

Los zorros no se veían en el barrio hace más de 10 años cuando comenzaron las primeras construcciones. "En teoría fue un vecino que ya no vive más en Rumencó quien introdujo la especie", recordaron.

 

En un primer momento, los vecinos reclamaron a la dirección de Flora y Fauna bonaerense el traslado de los zorros. Pero no obtuvieron la respuesta que esperaban: "Desde el organismo se basan en el informe realizado por las biólogas y se niegan a la posibilidad de un traslado. La dirección de Flora y Fauna es quien debe autorizar el traslado de la especie hacia su hábitat natural. Los zorros pampeanos son una especie protegida y no se los puede tocar, excepto que así lo ordene el organismo competente".

 

El reclamo no es unánime. Hay vecinos con una postura "más proteccionista" que sugieren "acostumbrarse a convivir" con los zorros. "Algunos vecinos alimentan a los zorros y piden respetar sus espacios, evitando salir en determinados horarios. Aducen que son animales completamente inofensivos", dijeron.