La historia de Paula Martínez, la joven violada en manada que murió esperando justicia

X6-XYMWMHWRFPXNYI5-H6-XTQNPZE

El 10 de diciembre de 2016 la vida de Paula Martínez cambió para siempre. Había ido a una fiesta de cumpleaños en Florencio Varela y fue violada por al menos 10 hombres. Del aberrante hecho pasaron cinco años, hasta que la víctima, con sus últimas fuerzas, se quitó la vida.

La joven de 23 años, y madre de tres hijos, fue encontrada muerta en su casa de Florencio Varela. Esperaba para marzo del año próximo el inicio del juicio a los 10 acusados, uno de los cuales sigue prófugo de la justicia.

Las denuncias y el pedido de ayuda que nadie escuchó

Tras la violación y la denuncia, la víctima fue amenazada de muerte y hostigada por los familiares de los detenidos. Llegó a realizar 30 denuncias por estos hechos que no terminaron hasta su muerte.

En una oportunidad llegaron a disparar contra el frente de su casa. 

“Tengo 3 hijos y 4 hermanos que corren riesgo de vida”.

Dijo al periodista de TN Ignacio González Prieto, y agregó: 

“Son chicos, no pueden ir ni siquiera al jardín”.

 Estas declaraciones las realizó hace cuatros años, mientras esperaba justicia.

Diez intentos de suicidio después de la violación

Durante los últimos cinco años la joven trató de quitarse la vida por lo menos 10 veces y estuvo internada durante un tiempo en un hospital psiquiátrico.

En ese momento fue su mamá, Sandra Zapata, la que desesperada compartió un video en las redes sociales para pedir ayuda.

EMDNS5-UW7-ZFUDPHLITNTNWXEVM “Quiero justicia y que los responsables paguen. Hoy Paula no está conmigo, está internada. Pido ayuda porque estoy perdida, quebré, no puedo más, y no voy a esperar que mi hija se muera”.

Afirmó.

“Si Paula se muere la van a pagar todos, ¿saben? Hasta el más capo”.

Exclamó, y desafió a quienes violaron a su hija: 

“Acá estoy, sabés dónde vivo. Venime a buscar”.

Dijo.

El día que violaron a Paula Martínez

El 10 de diciembre de 2016 Paula Martínez había ido a una fiesta invitada por una conocida suya, aceptó un trago que le ofrecieron y cuando recuperó la consciencia, habían pasado tres días.

Paula fue drogada, raptada y violada por al menos 10 hombres, los denunció pero ninguno de ellos hasta ahora fue a juicio. En cambio, se dedicaron a hostigarla y amenazarla de muerte.

El día del abuso, el primo de la chica que la había invitado a su cumpleaños fue quien le dio la bebida con la que supuso que la drogaron y después, cuando ella manifestó que se sentía mal, se ofreció a acompañarla a su casa.

En el camino los interceptó una camioneta blanca con varios hombres en su interior, la obligaron a subir y la llevaron hasta una vivienda cercana, en donde abusaron sexualmente de ella alrededor de tres horas.

“En total, los abusadores que yo reconozco eran cinco, pero sé que hubo más”. 7-BVB24-JIZJDVDKCXGO7-EOV72-LU

Aseguró entonces Paula, tanto en su declaración ante la Justicia como en la entrevista que por esos días dio a TN. Y cuestionó: 

“Me mandaron hacer un protocolo en donde me tendrían que haber hecho hisopado, hacer un test de embarazo y sacar sangre para ver con qué me drogaron, pero realmente no me hicieron nada”.

La situación judicial de los acusados

Tres hombres de entre 29 y 40 años fueron detenidos poco después de la denuncia de Paula y en 2019 dos más fueron capturados. En tanto, uno de los 10 acusados por el abuso en grupo todavía permanece prófugo dela Justicia.

Se trata de Diego Domínguez, Gustavo Carbonel, Gonzalo Sandoval, Mauro Goncalbes y Guillermo Chávez, que serán juzgados en marzo de 2022.

La causa por la muerte de Paula Martínez quedó a cargo de la UFI Nº 5, perteneciente al Juzgado de Garantías Nº 8 de Florencio Varela, y fue caratulada como averiguación de causales de muerte.