La conmovedora historia de una maestra que decidió adoptar a su alumna de 9 años

Hay historias de la vida real que parecen ser sacadas de una película. En este caso, una maestra en Los Ángeles,  Estados Unidos, decidió adoptar a una de sus alumnas, de 9 años, quien pasó la mitad de su vida en un orfanato. El conmovedor gesto de la mujer se hizo conoció en todo el mundo y su historia fue comparada con la popular película "Matilda".

Hace 25 años se estrenó una pelicula que se transformó en un éxito a nivel mundial. Con el paso del tiempo, se volvió en un clásico del cine y ganó muchos fanáticos en todo el mundo. En ella, se destaca la unión, y posterior adopción, de la protagonista Matilda y Jennifer Honey alias la "Señorita Miel".

En ese sentido, una historia similar sucedió en California, Estados Unidos. Allí la maestra de segundo grado Zoe Henry decidió cambiarle la vida a Loralie, su alumna de 9 años, quien sufrió desde que era tan sólo una bebé y fue dada en adopción en dos oportunidades por su madre biológica. 

La nena arribó por primera vez a un hogar de crianza a los 4 años y desde entonces esperaba con ansias ser adoptada por una familia. Cuando tenía 5 volvió a vivir con su madre, pero no prosperó y al poco tiempo regresó al orfanato y se resignó a pasar sus días en ese sitio.



"Estar en un hogar de crianza fue realmente aterrador. No sabía qué esperar en otros lugares así o qué me darían de comer. Realmente no sabía qué hacer. Entonces pensé: “Bueno, ¿qué debo hacer? ¿Hay alguien esperándome? Estaba muy asustada".

Contó Loralie a ABC.

En total pasaron 1445 días hasta que Loralie finalmente conoció a su nueva madre, su maestra de segundo grado. Según explicó la docente Henry, ella es madre soltera y no tenía intenciones de tener otro hijo. Sin embargo, en cuanto conoció a la nena sintió que debía adoptarla.

“Llegó a mi clase y solo la miré, sus pecas, su marca de nacimiento. Y en el momento que la vi me dije: voy a a adoptar a esta niña. Es mi hija”.

Detalló la mujer, pero no todo fue como tan sencillo como ella creía o bien esperaba.

Eso se debe a que ya había otra familia que había iniciado el proceso para adoptar a Loralie. Eso la desanimó y creyó que debía esconder sus sentimientos. No obstante, ese proceso finalmente no se llegó a completar y fue entonces cuando Zoe vio la oportunidad y decidió postularse para adoptarla. 

“Recuerdo el momento en que estábamos en el coche y ella me dijo: ‘tú vendrás conmigo’. Estaba tan sorprendida y feliz”.

Dijo Loralie. Ese momento sucedió hace un par de años y la adopción se oficializó justo el 20 de noviembre, Día Nacional de la Adopción en Estados Unidos, y el Día Mundial del Niño. Ese día otros 165 niños también dejaron de estar bajo la tutela legal del estado de California tras haber sido adoptados.

Por su parte, Henry reveló que la madre biológica de Loralie optó por no impugnar la decisión de la corte de dar en adopción a su hija. Ella vio esto como un acto de amor.

“Sé que su mamá realmente la ama. Sé que realmente quería ser una mejor parte de su vida. Pero como le dije a Loralie, su madre la ama tanto que permitió que fuera adoptada para que yo pudiera darle lo que necesitaba”.

Enfatizó Henry.

Por último, medios internacionales han comparado este caso con la película Matilda, de 1996, donde una niña finalmente era adoptada por su profesora. La película de fantasía y comedia familiar estadounidense, fue dirigida por Danny DeVito y está basada en el libro homónimo de Roald Dahl.