El tío de Lucio Dupuy dijo que “la mamá le sacó el nene a su hermano para cobrar la asignación y el IFE”

Nunca cerrará la herida por Lucio Dupuy, el nene de 5 años asesinado a golpes en La Pampa. Maximiliano, su tío, aseguró que Magdalena Espósito Valenti, detenida por el hecho junto a su pareja Abigaíl Páez, “nos lo sacó para reclamar dinero, las asignaciones y el IFE”.

“Me invaden muchos sentimientos, pero trato de que no crezcan porque, si no, creo que actuaría de otra manera. Trato de poner mis pensamientos en el bien que le hicimos a Lucio con mi esposa y mi familia cuando él estuvo en casa”.

Señaló el hombre.

En Cámara del Crimen, Maximiliano dijo que “Lucio compartió casi dos años con nosotros, era uno más de la familia“, y narró las circunstancias que hicieron que el nene volviera con su mamá luego de que ellos tuvieran la tutela durante ese tiempo.


“Cuando volvió con la madre le agarro una reacción alérgica por estrés emocional”.

“Cuando Magdalena y mi hermano (Cristian, padre de Lucio) deciden separarse, él estaba en Luján y ella decidió irse a Santa Rosa. Entonces Magdalena empieza a ir y venir desde Santa Rosa a General Pico, dejaba al nene tres o cuatro días, y ahí él se quedaba con nosotros o con los abuelos”.

Recordó. 

“Lucio no tenía un hogar fijo”.

Subrayó.

“En enero del año pasado, ella decide llevarse a Lucio, pero a los dos días el nene se brotó todo, le agarró una reacción alérgica y el médico le dijo a Magdalena que era estrés emocional”.

Contó.

Y continuó: 

“Volvió, lo dejó otra vez y cuando Lucio empezó a ir a la guardería acá en Pico, ella ya no apareció más. Nos cedió la tutela. Solo venía a firmar papeles y nada más. Nosotros lo tuvimos desde noviembre de 2018 hasta julio de 2020″.

Según el tío,“Lucio fue víctima de un crimen de odio”.

Sin embargo, según Maximiliano, todo cambió con la llegada de la pandemia y la imposición de la cuarentena estricta. 

“Desde marzo de a julio de 2020, para nosotros fue un calvario. Ella nos mandaba a la Policía, y yo tenía que ir a la Comisaría 4° de la Niñez (en General Pico) una y otra vez”.

Dijo.

Para el hombre, la madre “se llevó a Lucio para hacer plata. Para reclamar el salario de mi hermano, que había comenzado a trabajar en blanco acá en Pico; para reclamar las asignaciones, el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia, instaurado por el Gobierno nacional durante el aislamiento). Eran unos 40 mil pesos sin hacer nada”.

Según Maximiliano, el nene “fue víctima de un crimen de odio, por enojo de la madre contra nosotros, contra mi hermano”. Y añadió: 

“Cuando Lucio venía a pico, una de las cosas que ella le pedía a Cristian era que no nos viera a nosotros”.

“En la comisaría nos decían que el nene iba a estar mejor con la mamá”.

En las últimas horas circuló un video de Lucio con el brazo enyesado y heridas en la cara. Al respecto, el tío sostuvo: 

“Cuando lo veo todo lastimado me quedo sin palabras. No puedo hablar. Pensábamos que había bronca y rencor hacia nosotros, sabíamos que Lucio no la iba a pasar bien, pero no creíamos que iba a llegar a esto”.

“Ojalá que la Justicia pueda poner los ojos en los niños y no tanto en la maternidad con la paternidad”.

Reclamó Maximiliano. Y criticó el accionar de la Policía y la Justicia: 

“Como era la mamá, ahí se terminaba todo. Nadie se fijaba cómo estaba Lucio. Nunca nos sentimos amparados ni protegidos cuando estuvimos con él”.

Y sentenció:

 “En la Comisaría 4° de la Niñez me decían que Lucio iba a estar mejor con la mamá. Y en Unidad de Níñez, cuando ella hizo la denuncia nos quitó a Lucio de las manos. A nosotros no nos quedó otra que renunciar a la tutela”.