Denunció que su profesor de tenis la empezó a abusar cuando tenía 14 años

Después de 15 años, una joven de 29 años logró contar el calvario que vivió a los 14 años con su profesor de tenis, a quien denunció por abusar sexualmente de ella "de lunes a lunes" en el Club Atenas de Río Cuarto, Córdoba.

Estefanía Lisa, la víctima, contó a un medio local que tuvo que dejar de practicar ese deporte cuando era adolescente al no poder sostenerlo económicamente. Así fue que el acusado Ariel Gallero, con 23 años en ese momento, "llegó al negocio de mi papá, le dijo que era una pena que tuviera que dejar de jugar, que fuera a entrenar porque no me iba a cobrar. Lamentablemente ahí comenzaron los abusos", Relató.

Y continuó: 

"Él cambió los horarios de competición en horarios nocturnos. Al principio, mi mamá iba y me esperaba porque el club nos quedaba lejos de casa, pero mi mamá tenía a mis hermanas chiquitas, así que se ofreció él a llevarme a mi casa con el compromiso de cuidarme".

Además, acusó a Gallero de hacer "comentarios sobre mi cola o que parecía más grande"

"Así fueron sucediendo los abusos".

Indicó. Cuando ella cumplió 14 años, en octubre de 2006, ocurrió el primer abuso. 

“Me quiso llevar a mi casa, pero se desvió para Villa Dálcar. Paró en la rotonda, apagó el auto y se me vino encima. Me besó. En ese momento yo sentí asco, sabía que eso estaba mal pero no pude decir nada”.

Dijo.

El primer abuso con acceso carnal fue al siguiente fin de semana, cuando Gallero habría llevado a Estefanía a un hotel alojamiento, donde ingresó gracias a que el hombre la habría hecho agachar para que no la vieran.

"Me dijo que mejor íbamos a algún lugar donde pudiéramos estar tranquilos, cuando entramos en la habitación me asusté al ver la cama. Me besó otra vez e intentó desvestirme por la fuerza. Cuando me opuse me empezó a decir lo que repitió durante años:

‘Soy la única posibilidad que tenés para que juegues al tenis’”.

Contó.

Desde ese momento, los abusos se habrían reiterado por años. Estefanía contó que la violaba “de lunes a lunes” y que la amenazaba: 

“Me dijo que no tenía que contar nada porque si no iba a prender fuego mi casa con toda mi familia adentro”.

Incluso un día le habría mostrado que llevaba un arma en el auto y le habría dicho que si ella lo denunciaba la mataba.

Pero ella lo denunció. La primera presentación que hizo Estefanía contra el profesor de tenis la radicó a los dos años de los abusos, en la Comisaría Banda Norte, pero quien la atendió, a pesar de que ella era una menor de edad, le dijo que lo hacía perder el tiempo porque el acusado la iba a amenazar con pegarle un tiro y ella iba a volver con él a la semana.

La segunda denuncia la hizo en febrero de 2019 al saber que el hombre seguía abusando de menores, ante la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia y, posteriormente, en la Unidad Judicial N°1.

Gallero fue así imputado por “los delitos de abuso sexual con acceso carnal calificado por la condición de encargado de la educación en grado de tentativa y abuso sexual con acceso carnal reiterado y calificado por la condición de encargado de la educación, todo en concurso real”. Recién esta semana, al conocerse las denuncias, el Club Atenas lo desvinculó.