Con una tarjeta de crédito robada, compraron $70.000 en ropa y fueron detenidas cuando paseaban

OJFUOYW5-HZDMRMWXMVQNPCIERM

Cuatro mujeres fueron detenidas en Rosario tras una serie de denuncias de comerciantes del centro de la ciudad. Las acusadas fueron atrapadas con prendas de vestir sin facturas, dinero que no pudieron justificar y una tarjeta de crédito denunciada como robada el mediodía del lunes.

Las presuntas ladronas fueron descubiertas por tres policías pertenecientes a la seccional 2ª realizaron patrullajes y caminatas por las peatonales y las distintas arterias comerciales.

Quiénes son las mujeres atrapadas luego de comprar ropa con una tarjeta de débito robada

En Córdoba al 1500 las policías abordaron a un grupo de cuatro mujeres mientras realizaban, entre ellas, una serie de transacciones comerciales. Cuando se acercaron a identificarlas, dos escaparon a toda carrera, detalló La Capital. Una de las policías logró detenerlas en su fuga cuando intentaban subir a un taxi.

Al revisarlas, les secuestraron dos perfumes y sandalias. También llevaba $17.000, U$S 2, $70 uruguayos y 2.000 guaraníes.

Las mujeres demoradas por la policía fueron identificadas como Erica V. T. , de 22 años y oriunda de Caba; Maira Priscila V. T., de 25 y con domicilio en Ayacucho al 4000 de Rosario; Macarena A.S., con el mismo domicilio, y Xiomara Belén C., de 22 años, que vive en la misma propiedad.

WIHGIAESJJDEBBNUIA6-TON7-BOM 

 En el traslado a la seccional policial, aseguraron haber adquirido la mercadería en forma legal, pero no tenían los comprobantes. Cuando efectivos acudieron a los negocios para confirmar la versión, los encargados les explicaron que habían sido abonadas con tarjeta de débito.

Qué dijo la mujer a la que le robaron la tarjeta de crédito

La Policía rosarina se comunicó con la titular de la tarjeta. La titular del plástico les explicó que, ese día, alrededor de las 13 en la intersección de Córdoba y Mitre, le robaron su billetera con $2.000 y una tarjeta de débito del banco Macro.

La mujer también había constatado, mediante el registro bancario, que se habían realizado compras por un monto aproximado de $70.000, tras el hurto.