(VIDEO) El abuelo del nene de 5 años asesinado dijo que "La madre le pedía $3.000 para verlo por videollamada"

Ramón Dupuy realizó una entrevista para el medio pampeano "En boca de todos HD" , en la que relató la violencia y el posterior asesinato de su nieto Lucio Abel, de tan solo cinco años. 

“La gente se tiene que enterar todo lo que pasó mi nieto. La propia madre y su pareja lo mataron. No sé cómo explicarlo, es algo que no tiene sentido, no tiene lógica. Es un dolor inmenso ” .

Comenzó diciendo el hombre visiblemente afectado por la situación.

Continuó relatando que "la justicia no les dice nada" ni les da información de cómo fue asesinado el nene, pero sí se sabe que las autoras del hecho fueron la madre biológica de Lucio, Magdalena Espósito Valiente (24), y su novia, Abigail Pérez (27), que ya se encuentran detenidas. 

Luego requirió que solicitar la patria potestad del pequeño en varias ocasiones pero no se las quisieron :  " Esto comenzó hace tres años. Vino ella y dijo que no podía sostener al nene y se va a vivir a Santa Rosa, y deciden darselo a mi hijo mayor, pero luego se lo devolvieron a la madre. Yo lo pedí diez mil millones de veces. "

Por otro lado, el hombre dijo que le advirtió a la abogada que tomó esta decisión: 

"Esta criatura termina mal, porque algo le van a hacer. O termina vendiendo droga o me lo matan. Y ayer me lo mataron". 

Christian Dupuy, el papá del nene dijo haber solicitado la tenencia pero que "nunca lo escucharon" , y esta tarde realizó un sentido posteo en las redes disculpándose con su hijo "por no haber llegado a tiempo" . 

En su difícil testimonio, el abuelo del nene dijo que "Lucio se hacía pis encima del miedo que les tenía" , ya que su madre y la pareja lo maltrataban. Incluso en una foto publicada por El Diario de La Pampa, las ahora detenidas Magdalena Espósito Valiente y Abigail Páez aparecen junto a Lucio, quien lleva un pañuelo en el cuello, que sostiene el brazo derecho lesionado.

Llegando al final del reportaje, Dupuy también denunció que no lo dejaban ver al nieto y que le cobraban $ 3000 para hacer una videollamada, y que en varias ocasiones  "lo dejaron solo encerrado en una habitación durante dos o tres días" .

Finalmente, pidió justicia: 

"Ponganse las pilas, tienen que cambiar las leyes. No porque sea la madre es necesariamente una buena persona. Que no haya ningún Lucio Abel más" .

Concluyó el hombre. 

Cómo fue el crimen del pequeño Lucio Dupuy

El pasado viernes, el nene había sido trasladado por su madre biológica, Magdalena Espósito Valiente, de 24 años y su novia, Abigail Páez, de 27 , las ahora detenidas por el filicidio a una sede policial con convulsiones y varias lesiones . Una de ellas está alojada en la Seccional Sexta y la otra, en la Unidad Funcional de Género.

El forense Juan Carlos Toulouse confirmó que el nene murió de “politraumatismos varios” .  

“Tenía desde mordeduras, quemaduras de cigarrillos, golpes con objetos contundentes, de todo ... algo pocas veces visto” .

Aseguró una fuente judicial con acceso al expeduró.

En el momento, la progenitora no se reconoció como autora del hecho y habría dado distintas versiones de lo sucedido, entre ellas, un supuesto intento de robo. 

Marcha de Justicia por Lucio en General Pico

Este domingo por la tarde, desde las 18 horas, se desarrolló la marcha para pedir justicia por el asesinato del pequeño Lucio Dupuy. 

En principio, todo comenzó con una inmensa aplaudida, un fuerte pedido de Justicia de los familiares y amigos de la familia Dupuy y vecinos en general que se acercaron a apoyar el fuerte reclamo.

La convocatoria para la marcha comenzó a tomar mucha fuerza a través de las redes sociales, por lo que cientos de vecinos de la zona se volcaron a manifestarse en la plaza San Martín.  Entre los carteles que se vieron durante la manifestación se pudo leer: 

“Justicia por Lucio”; “Los niños no se tocan” y “Que las asesinas paguen” .

Entre otros.

Sobre el final de la manifestación se produjeron graves incidentes en Santa Rosa, La Pampa cuando vecinos y familiares reclaman en pedido de justicia por el crimen de Lucio. 

La indignación de algunos manifestantes aseguran se debió a la falta de reacción de la Justicia y la policía local ante las reiteradas denuncias sobre el peligro que corría el niño en custodia de su madre.