Una kiosquera se hartó de fiar y puso carteles con “puteadas” a sus clientes

Según informa el sitio “Infozc” una kiosquera de la localidad de Zárate, en Buenos Aires, fue denunciada por sus clientes por los mensajes agresivos que pone en distintos cartelitos que coloca en la puerta de su local.

“No me rompan las pelotas, no se fían bebidas alcohólicas”.

Es uno de los mensajes más suaves de la polémica kiosquera.

“La cerveza sale $180 y un porro $700”.

Desafía en otro.

“No tenes plata no fumes y no rompas más las pelotas”.

Dice otro de los carteles que tiene en el ingreso al local.

En las redes sociales se dividieron las opiniones sobre esto: algunos dicen que está perfecto, que los vicios no se fían y otros dijeron que no hacía falta ser tan vulgar.





 


Publicar un comentario