“Me quiero morir”: el acusado de asesinar al kiosquero en Ramos Mejía se puso a llorar y rogó que no le den cadena perpetua

Leandro Daniel Suárez, el principal acusado de asesinar al kiosquero Roberto Sabo en la localidad bonaerense de Ramos Mejía, se largó a llorar y rogó que no le pidan pena perpetua por el crimen al presentarse este lunes ante la fiscalía.

 

“Por favor, no me pidan la prisión perpetua. Me quiero morir”, dijo Suárez en su indagatoria ante el fiscal Federico Medone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Homicidios de La Matanza, según contó a la agencia oficial Telam una fuente de la investigación.

 

Cómo es la situación del principal acusado de asesinar al kiosquero de Ramos Mejía

 

La fuente dijo que el acusado primero lloró, luego rogó que no le pidan cadena perpetua y finalmente se negó a declarar. Suárez fue imputado del “homicidio agravado criminis causa por el uso de arma de fuego” y robo calificado, hurto de vehículo, portación ilegal de arma de fuego de uso civil y portación ilegal de arma de guerra, todo ello agravado por la “participación de un menor de edad”, una adolescente de 15 años que lo acompañaba y que actuó como “campana”.

 

Tras negarse a declarar, el juez de Garantías 5 de La Matanza, Gustavo Banco, ordenó que el acusado siga formalmente detenido por todos esos delitos mientras se resuelve su situación procesal.

 

Quién es el principal acusado de asesinar al kiosquero de Ramos Mejía
 

Leandro Daniel Suárez, acusado de asesinar al kiosquero Roberto Sabo este domingo en Ramos Mejía, tiene 29 años y cumplió una condena casi seis años de prisión por robo y hurto.

 

Fuentes policiales informaron a Télam que Suárez ingresó a una prisión del Servicio Penitenciario Federal el 16 de noviembre de 2014 y egresó el 13 de agosto de 2020.

 

Qué dijo la jefa de los fiscales de La Matanza sobre la posibilidad de que el acusado de matar al kiosquero de Ramos Mejía reciba cadena perpetua


En tanto, la jefa de todos los fiscales de La Matanza, la fiscal general Patricia Ochoa, dijo que todos los elementos recabados hasta ahora en la causa son suficientes para acusar a Suárez y lograr una condena a cadena perpetua.

 

Los investigadores esperan los resultados de la autopsia al cuerpo de Sabo, quien presentaba al menos seis orificios de bala en la zona del cuello y tórax.

 

Al respecto, la fiscal Ochoa detalló que en poder del acusado se secuestraron una pistola .765 semiautomática con la “numeración suprimida” y un revólver Italo calibre .22, con el que se cree disparó contra el comerciante


Publicar un comentario