Al joven panadero de 17 años lo apuñalaron cuatro veces: El acusado de matarlo ya fue preso

Claudio Hugo Gastón González, de 43 años, con domicilio en José C. Paz, es el sospechoso de asesinar al panadero Yoel Sánchez ayer por la noche en un intento de robo, mientras atendía un local en la esquina de Cumaná y Martín Coronado.

González, con un pedido de captura tras el hecho investigado por la UFI N°19 con la fiscal Mirna Sánchez y que continúa prófugo, tiene antecedentes. Ingresó a penales de la provincia de Buenos Aires y estuvo preso por robo calificado y homicidio. 

Dejó la cárcel con pena cumplida. Información policial habla de un pedido de captura por homicidio con fecha de 1998 en la jurisdicción de San Martín. Luego, registró un pedido de captura por el mismo delito con intervención de la Cámara de Apelaciones de la jurisdicción, con fecha diciembre de 2014.

En síntesis, la coincidencia con los registros penitenciarios habla de, al menos, un ingreso a la cárcel por homicidio, con archivos que todavía están en consulta. Mientras tanto, se conoce su cara, que ilustra esta nota. El primer análisis al cuerpo de Yoel, de 17 años, reveló cuatro heridas de arma blanca. 

“Cuando lo vi al principio tenía una herida en el pecho. Después en el hospital nos dijeron que eran cuatro”.

Comentó Ariel, el hermano de la víctima.

Sin embargo, el delincuente no llegó a robarle nada. Se fugó en bicicleta, según confirmaron fuentes de la causa. En el camino, perdió un celular y la posible arma homicida, un cuchillo de carnicero.

Así, comenzó un análisis de cámaras de seguridad para encontrarlo. González registra un domicilio a casi 40 cuadras del lugar del hecho. Tal como el kioskero Roberto Sabo, Yoel fue asesinado a metros de una comisaría. La 3° de José C. Paz queda a 150 metros de la panadería donde lo mataron.

Jésica Flores, madre de Joel, aseguró que su hijo antes de morir “le salvó la vida a otro muchacho” a quien el agresor también intentó apuñalar. 

”Me llamaron los vecinos que lo habían apuñalado. El primero que llegó fue su hermano Ariel, a quien le pudo decir sus últimas palabras. Yo no sabía qué hacer de la desesperación. Me fui con él (al hospital) mientras agonizaba”.

Aseguró la mujer.

La madre de la víctima contó que su hijo cursaba el quinto año de la secundaria, que a la tarde trabajaba en la panadería junto a su hermano y que deseaba ser gendarme. 

“Por favor, que haya justicia y que no se olviden de mi hijo”.

Pidió la mujer.

El hecho ocurrió ayer antes de las 18 horas y de acuerdo con fuentes judiciales, el adolescente recibió los cuatro puntazos aparentemente cuando intentó defenderse del intento de robo. Sánchez fue trasladado por efectivos de la comisaría 3º de José C. Paz al Hospital Rubén Caporaletti, pero debido a la gravedad de las heridas, los médicos no lograron salvarlo.

La fiscal Sánchez, que estuvo en la escena del crimen hasta las tres de la madrugada de hoy, calificó el expediente como robo calificado en grado de tentativa por el uso de arma blanca criminis causae. Según el testimonio de la familia y vecinos, el asesino sería conocido del barrio.

El crimen de Yoel originó la reacción inmediata de los vecinos del barrio, quienes poco tiempo después del asesinato se dirigieron hasta la comisaría, ubicada sobre la calle Potosí, en reclamo de justicia por el crimen y por más seguridad.

En redes sociales circularon videos de las últimas horas en la que distintas personas se dirigieron a la comisaría a reclamar seguridad y exigir justicia por la muerte de Sánchez. Algunos golpeando cacerolas, otros quemando ramas para cortar la calle.




Publicar un comentario