Abusó de su hermanastra durante años, pero podría no ir a la cárcel porque era menor de edad

Un caso de abuso conmociona a Río Gallegos desde hace más de dos años. Una chica era víctima de su hermanastro desde que ambos eran menores y por ese motivo, según confirmó La Opinión Austral, el sujeto podría no ir preso.

A fines de octubre del 2019, la adolescente decidió decir basta y contarle a su familia lo que había vivido durante más de diez años en silencio. Su propio hermanastro abusaba de ella y necesitaba ayuda. La consiguió, hicieron la denuncia correspondiente y luego de que se conociera el caso, la noche del 29 de ese mismo mes, una turba de vecinos intentó linchar al acusado en su propia casa.

El caso de abuso que marcó un antes y un después en la Justicia

Esta causa es muy sonada en el ambiente jurídico ya que por primera vez la víctima forma parte de la querella en su propia causa. Fue una decisión que tomó el juez Fernando Zanetta para que ella pudiese defender sus propios intereses y se convirtió en un precedente histórico.

Ella contó con el asesoramiento de los letrados Yamila Borquez y Carlos Muriete, este último falleció en febrero de este año luego de que se le complicara un cuadro de coronavirus. La causa siguió su curso y el imputado ahora se encuentra procesado aunque sin prisión preventiva.  Está acusado de "abuso gravemente ultrajante agravado por el parentesco".

Mientras que ella decidió mudarse con su madrina, a él en noviembre del año pasado, momento en el que se dictó su procesamiento, el Poder Judicial decidió no detenerlo teniendo en cuenta que no había entorpecido la investigación, aunque le trabó un embargo por $100 mil. También le ordenaron que comience un tratamiento psicológico y le pusieron una orden de restricción para que no se pudiese acercar a su víctima.

Abusador de Río Gallegos podría quedar libre

Teniendo en cuenta lo que expresa el Código Penal, le corresponderían entre cuatro y diez años de prisión solo por la parte de “gravemente ultrajante” y entre ocho y veinte años por el “agravante del parentesco”. Sin embargo, en las últimas horas elevaron la causa a juicio y el acusado podría no ir a la cárcel.

El fiscal ante las Excelentísimas Cámaras de Apelaciones de la Primera Circunscripción, Iván Saldivia, solicitó una omisión de debate contra el acusado. Esto quiere decir que el representante del Ministerio Público Fiscal pidió que se declare la responsabilidad penal para el acusado, entendiendo que al comenzar con los abusos, (entre 2008 y 2019), él era menor de edad, según como lo indican los artículos 2 y 4 de la ley 222788, del Régimen Penal Juvenil.

Si bien el acusado confirmaría su culpabilidad, no iría a la cárcel, cosa que desde el primer momento fue el eje de la lucha de la sobreviviente.





Publicar un comentario