Quién es la ex actriz porno que asesinó a su bebé a puñaladas y lo llevó en una caja a un supermercado

 


Tiene 44 años y nació en Hungría. La mujer habría estado de vacaciones en Italia, donde cometió el filicidio del bebé de 2 años, a modo de "venganza" contra su ex marido y padre de su hijo.

 

La ex actriz porno, Katalin Erzsebet Bradacs, se encuentra detenida luego de apuñalar a su hijo de 2 años, Alex Juhasz, cuyo cadáver metió en una caja y a los gritos, lo llevó a un supermercado de Italia, país donde reside, que aún no sale de la conmoción por el caso.

 

Según trascendió, la mujer de 44 años, nacida en Hungría, habría estado de vacaciones en Italia, donde cometió el filicidio. Bradacs le dijo a los investigadores que era empleada de Ikea en Budapest, capital de Hungría, pero que estaba de licencia desde el embarazo de Alex, informó el medio local 'Corriere della Sera'.

 

De acuerdo a la información que se difundió, el jueves pasado, es decir, un día antes del crimen, Bradacs y su hijo llegaron a Chiusi, provincia fronteriza con la región de Umbría. Allí llamó la atención de los carabineros, pues se le veía conmocionada y con aspecto descuidado. Sin embargo, como tenía sus papeles en orden, la dejaron ir.

 

El viernes en la tarde habría sido el día en que la ex actriz porno cometió el brutal crimen. Acto seguido, se dirigió al supermercado Lidl ubicado en la pequeña ciudad de Città della Pieve, en Italia.

 


La mujer pedía ayuda a gritos a la vez que dejó el cuerpo sin vida del menor cubierto en sangre sobre un mostrador del almacén de cadena, según narra el medio británico 'Daily Mail'. El niño tenía nueve puñaladas en su pecho y en su cuello.

 

Aunque trabajadores de la salud intentaron reanimar al pequeño, no fue posible. De acuerdo con 'Corriere della Sera', el personal médico cree que Alex llevaba tiempo sin vida.

 

No obstante, en el marco de la investigación que se desarrolló por el crimen, Las autoridades reportaron que la mujer entregó versiones contradictorias y confusas: primero dijo que su hijo se había caído, pero luego afirmó que fue autora de su muerte. Por ello, se ordenó la detención de la mujer, quien se declaró inocente. Después, por recomendación de su abogado Enrico Renzoni, Bradacs decidió guardar silencio.

 


Según reveló 'La Nazione', diario regional italiano, la policía hizo una búsqueda en un edificio en ruinas ubicado no muy lejos del supermercado donde se habría cometido el crimen. Ahí también encontraron un cuchillo, que sería el arma homicida. En ese lugar también encontraron un coche con rastros de sangre.

 

La policía italiana sostiene que la mujer habría cometido el crimen a modo de venganza en contra de Norbert Juhasz, ex pareja y padre de su hijo, debido a que el hombre, también húngaro, le fue concedida la custodia de Alex en septiembre.

 

Según medios locales, Norbert habría recibido una foto de su hijo moribundo en WhatsApp por parte de Bradacs. Las autoridades investigan si él era el destinatario original del mensaje o si este iba dirigido al hermano de Alex, un joven de 18 años que vive en Hungría y que no es hijo de Norbert.

Publicar un comentario