Un camión chocó contra un caballo y el jinete se salvó de milagro

Desde la colocación del mejorado asfáltico hace tres meses la calle Vissir, en Bahía Blanca se convirtió en escenario de varios accidentes viales. El último ocurrió esta mañana, cuando un trabajador que se dirigía a caballo hacia el poblado fue impactado desde atrás por un camión.

El jinete recibió nada más que un golpe del espejo, pero el caballo terminó con un corte profundo en un anca, que motivó la intervención de un veterinario.

Aproximadamente a las 6 de la mañana Rolando “El Negro” Melón cabalgaba por la cuneta de la avenida cuando a la altura de la planta de pirotecnia y a metros de la escuela fue chocado desde atrás por un camión que iba sin acoplado. Por causas que se desconocen el conductor perdió el control y bajó de la cinta asfáltica, provocando el siniestro.

 “Disculpame, no te vi".

Fue lo primero que atinó a decir cuando se detuvo.

Familiares de la víctima explicaron que Melón fue alcanzado por el espejo en la espalda y un hombro, pero que el paragolpes se clavó en el anca del equino. 


“Le hizo un corte muy profundo, tanto que entraba la mano del veterinario. Le tuvieron que dar no menos de 25 puntos”.

“Pensamos que el camionero se durmió o que iba distraído mirando el celular. De otra manera no nos explicamos cómo sucedió esto. ´El Negro´ se salvó porque iba a caballo. Si hubiera ido caminando o en bicicleta, lo habría aplastado”.

Añadió el familiar.

Este nuevo accidente reavivó la preocupación de los vecinos por la inseguridad vial. Hace unos días un efectivo de la Policía Bonaerense que se desplazaba en un auto particular del Ministerio de Seguridad perdió el control e impactó contra el barranco de la calle, destrozando un poste del servicio de internet.

“Desde que pusieron la carpeta tuvimos seis accidentes de distinta gravedad. Los autos pasan a mucha velocidad, como si esto fuera una autopista. No colocaron luces y tampoco tuvieron la visión de hacer lomos de burro”.

Lamentó el familiar de Melón.

“Hay que tener en cuenta que muchos chicos se desplazan por esta calle hacia la escuela. A la madrugada hay mucha gente se baja del tren y transita en bicicleta hacia las quintas y hornos de ladrillo. Si no toman medidas, vamos a tener una tragedia”.

Otra vecina que habló con este portal agregó que ya se juntaron firmas y que se le envió una carta a la intendente Marisa Fassi para pedir reductores de velocidad. Hasta el momento no tuvieron respuesta. Ni siquiera saben si la nota llegó a su despacho.


Publicar un comentario