MADARIAGA – PRIMERO EN CNM: Estigarribia llegó a resetear su teléfono para borrar material comprometedor

 


Esta semana se conoció la definición de la justicia de dictarle a la prisión preventiva a Claudio Estigarribia, el ex policía de 40 años acusado de abuso sexual gravemente ultrajante y quíntuplemente agravado contra su hijastra durante algo más de 7 años.

 

En la jornada en donde todo se desató y su ex pareja concurrió a la Comisaría de la Mujer a denunciarlo, el acusado se cortó el pelo con una máquina, escribió una carta donde pedía perdón e hizo estalla su teléfono celular arrojándolo contra una pared para luego escapar durante algunos días.

 

Ahora, se supo que los peritos de comunicaciones de Dolores lograron hacer una copia del aparato. Con la misma, hicieron una carga de todo el contenido en otro teléfono para obtener uno clonado. Al encenderlo se percataron que Estigarribia había hecho un reseteo del aparato para no dejar rastros.

 

Otra prueba que no prosperó

 

Cuando se le tomó declaración a la menor de 15 años, esta declaró que el último ataque sexual había ocurrido en la madrugada previa a la jornada en la que se realizó la denuncia.

 

Por eso, se incautaron las sábanas y la ropa interior de la pequeña. En ellas había rastro de fluidos y la esperanza es que sea semen del atacante aunque la pericia química arrojó que no se trataba de eso por lo que no pudo sumar al material incriminatorio.

 

Entonces, el fiscal Walter Mercuri contó con la declaración de la víctima, el relato de un testigo que escuchó una confesión de Estigarribia antes de huir, el llamado telefónico que hizo y que fue difundido por CNM en donde se autodenominaba “monstruo” y las intenciones de huir u obstaculizar el proceso luego de la denuncia.

 

El detenido está acusado de abuso sexual quíntuplemente agravado por tratarse de una menor de 13 años la víctima, por los ataques reiterados, por ser gravemente ultrajantes, por ser el encargado de su guarda y educación y por la relación de convivencia contra su hijastra.


Por estas horas, el ex miembro de la Policía Bonaerense cumple un mes de su llegada al Penal de Batán en donde hay un sitio especial para familiares y miembros de fuerzas de seguridad que hayan cometido delitos. A ese pabellón ingresó Estigarribia en la tarde-noche del 25 de agosto.

Publicar un comentario