MADARIAGA - PRIMERO EN CNM: Dictaron la prisión preventiva a Claudio Estigarribia

El ex policía Claudio Estigarribia continuará preso hasta la realización del juicio oral en su contra.

El hombre de 40 años está acusado de abuso sexual quintuplemente agravado contra su hijastra durante algo más de 7 años.

El pasado 24 de agosto se había entregado en la sede de la PFA de Pinamar y al cumplirse el mes, el Juzgado de Garantías que lleva el caso dio curso al pedido del fiscal Walter Mercuri.

De esta manera y con un delito no excarcelable, el acusado será juzgado a una pena de entre 8 y 20 años de prisión en caso de ser hallado culpable.

LA CAUSA

El martes último una joven de 15 años le relató a su mamá que era violada desde que tenía 7 años por su padrastro. Los ataques se sucedían cada vez que su mamá iba a cumplir con la guardia como policía en la comisaría de Pinamar. El atacante, también policía, ingresaba a su cama para ultrajarla.

Cuando realizó el relato hubo una discusión entre los integrantes de esta pareja. Estigarribia pedía no ser denunciado pero la madre de la nena no accedió y fue a la comisaría de la mujer de Madariaga. En ese lapso de tiempo el hombre se cortó el pelo, mandó audios y dejó una carta para irse.

Cuando fueron a notificarlo de la causa en su contra y a aprehenderlo ya no estaba y sólo pudieron levantar las sábanas y ropa interior de la nena que había sido atacada horas antes.

EL DERROTERO INCREÍBLE DE LA CAUSA

Cuando se realizó la denuncia el proceso recayó sobre la jueza María Fernanda Hachmann dado que los ataques se producían desde hace años. Cuando la pequeña declaró, dijo que el primero fue en Ostende cuando la pareja vivía en el distrito de Pinamar. Al ser anteriores a la creación del juzgado de garantías de David Mancinelli todo se derivó al que funciona en el partido de La Costa que tiene a Diego Olivera Zapiola como magistrado responsable. Pero, el juez estaba de licencia médica y el expediente viajó a Dolores para que sea el juez Gastón Giles quién lo estudie.

En un trámite express, y cuando todo llevaba a declararlo como prófugo, Giles entendió que los audios, la carta que dejó el imputado al marcharse, las pruebas recolectadas, el informe médico y el relato de la víctima no eran suficientes para detener a Estigarribia. Pidió una pericia psiquiátrica para descartar que la nena no esté mintiendo.

En principio hubo ira y el magistrado jamás pensó que el caso iba a mediatizarse nacionalmente.



 

Publicar un comentario