Le dieron prisión perpetua a la mujer policía que mató a un matrimonio para robarles y pagar un viaje a Disney


Una mujer policía fue condenada este lunes a prisión perpetua por matar a un matrimonio hace dos años en el barrio porteño de Parque Avellaneda y robarles entre 70.000 y 80.000 dólares con los que planeaba pagar un viaje a Disney para el cumpleaños de 15 de su hija.

Así decidió esta mañana el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7, quien condenó con la pena máxima a Sonia Rebeca Soloaga (36), una ex oficial de la Policía de la Ciudad, por el doble crimen de Alberto Antonio Chirico (71) y de su esposa María Delia Speranza (63), ocurrido el 11 de junio de 2019.

Los jueces Alejandro Noceti Achaval, Gabriel Vega y Gustavo Rofrano consideraron a Soloaga como autora de “robo agravado por haber sido cometido por un arma de fuego en concurso real con doble homicidio doblemente calificado por haber sido cometido para consumar el otro delito y lograr la impunidad (criminis causa) y por haber abusado de su condición de policía, que se agrava a su vez por haber sido perpetrado con un arma de fuego, en concurso real con falsa denuncia”.

Con esta condena, pedida en su alegato el fiscal de juicio Oscar Ciruzzi, Soloaga, quien llegó presa al juicio, pasará al menos 35 años en prisión y recién podrá pedir libertad condicional en 2054, cuando tenga 69 años.

El TOC 7 también dispuso absolver al segundo imputado de este juicio, el entonces también policía de la Ciudad Diego Alberto Pachilla (37), quien era el novio de Soloaga al momento del hecho y estaba acusado de “encubrimiento agravado” porque le atribuían haber ayudado a su pareja a deshacerse del arma homicida.

La lectura del veredicto, así como todo el juicio, pudo verse de manera remota a través de YouTube. En esas imágenes pudo verse como Soloaga rompió en llanto frente a una computadora desde el Complejo Penitenciario Federal IV para mujeres de Ezeiza, donde está detenida, cuando escuchó la condena.

Más temprano, había pronunciado sus últimas palabras ante los jueces: 

"Jamás pensé vivir algo así, es algo que nunca me imaginé, vivir todo lo que estoy viviendo, hace dos años que estoy acá y que perdí muchas cosas, perdí el derecho de cuidar a mi hija, dejé a mi hija sola".

"Por un error mío, la verdad que sí fue un error y me voy a hacer cargo de equivocarme con la denuncia, pero lamentablemente de lo que les pasó a esas personas no pienso hacerme cargo nunca porque no tengo nada que ver".

Agregó.

Quien prefirió no hacer uso de este derecho fue Pachilla. Tenía un pedido de pena de 3 años de prisión, pero terminó absuelto tras ser defendido por los abogados Christian Poletti y Hernán Vega, quienes consideraron no sólo que era inocente, sino también que no se puede imputar de encubrimiento a quien es pareja del autor de un delito.

La fiscalía dio por probado que Soloaga cometió el crimen del matrimonio entre las 12 y las 14.30 del 11 de junio de 2019, en la casa de las víctimas ubicada en Eugenio Garzón 3581, zona donde ella cubría servicio de parada y había entablado una relación de confianza con la pareja.

Los investigadores establecieron que ella ingresó a la casa y golpeó al matrimonio para que le digan dónde tenía guardada una suma entre 70 y 80 mil dólares y entre 50 y 60 mil pesos.

Tras conseguir el dinero, Soloaga ejecutó a las víctimas de un disparo en la cabeza, con un almohadón bordó para disminuir y amortiguar el ruido; y no verles la cara.

Como posible móvil del crimen, el fiscal aseguró en el juicio que se trató del robo del dinero y mencionó una deuda de más de 6.000 dólares que Soloaga tenía con una empresa para poder pagar un viaje a Disney que le quería regalar a su hija por su cumpleaños de 15.




 


Publicar un comentario