Intentó tomarse una selfie en una cascada, se cayó y murió


Sophia Cheung ingresó al mundo de Instagram recién en febrero de este año, pero rápidamente ganó fama por sus fotografías intrépidas en lugares hermosos.

Justamente eso fue lo que intentó hacer el pasado sábado la joven de 32 años, originaria de Hong Kong, cuando viajó con un grupo de amigos al parque Ha Pak Lai.

Cheung y sus amigos al ver el arroyo Tsing Dai en Tuen Mun decidieron tomarse unas fotos, por lo que eligió un lugar al borde de una cascada, sin embargo, aparentemente perdió el equilibrio y cayó alrededor de cuatro metros.

De inmediato, los jóvenes se comunicaron con los servicios de emergencias, quienes rápidamente llegaron al lugar y la llevaron al hospital, pero llegó sin vida.

La mujer 32 años era conocida por las fotos de los hermosos lugares que frecuentaba haciendo senderismo, kayak y surf.

En las fotografías de su cuenta de Instagram, Sophía se mostraba en la playa, montañas sinuosas y a menudo compartía fotos de ella colgando de los bordes de los acantilados, así como escalando lugares de difícil acceso.

Además, en su biografia compartió su lema: “La vida debería ser divertida, no tonta”. También describía que amaba hacer senderismo, explorar, kayak, realizar actividades al aire libre y que era aficionada a la fotografía.

Su último posteo fue del 9 de julio, donde se mostraba en la playa de Pui O sentada en las olas mientras sostenía una tabla de surf y escribió: “Se acercan mejores días. Se llaman: sábado y domingo”.

Cuando sus seguidores se enteraron de la noticia, seres queridos y usuarios anónimos llenaron la publicación con mensajes de despedida.

Selfies mortales

De acuerdo a un estudio del Journal of Family Medecine and Primary Care, es cinco veces más probable que una persona muera sacándose una selfie que por un ataque de tiburón. 

El dato surge del periodo comprendido entre octubre de 2011 y noviembre de 2017: se registraron 259 fallecimientos de personas tomándose fotografías en distintas partes del mundo, mientras que los decesos por ataque de tiburones en el mismo periodo fue de 50. Además, el informe destaca que la tendencia va en aumento. 

Y aunque las mujeres sean las que más selfies se toman, son hombres jóvenes, con predisposición a comportamientos de riesgo, los que ocupan tres cuartas partes de las estadísticas mortales. Mueren en choques, ahogamientos, caídas o accidentes con armas de fuego.

India tiene el récord mundial en muertes por selfie en este período, con 159 decesos, más de la mitad del total. Le siguen Rusia, los Estados Unidos y Pakistán.

Es tal la incidencia de este tipos de accidente que India estableció "zonas libre de selfies" en su territorio, dieciséis de ellas en Bombay.

Rusia, en tanto, sumó 16 muertes en el mismo período. En busca de la selfie perfecta, ciudadanos rusos murieron al caer de puentes, edificios altos o disparándose a sí mismos, tanto que en 2015, la policía rusa publicó un guía de “selfies sin peligro”, en la que advertía a la población que “una selfie llamativa puede costarte la vida”.

En los Estados Unidos, con 14 muertos en los años revisados por la publicación, se registraron la mayor parte de las selfies mortales por accidentes con armas de fuego. El parque nacional del Gran Cañón del Colorado también fue escenario de tragedias con turistas que cayeron al vacío al tratar de autorretratarse. 




Publicar un comentario