Garbarino cerró todos los locales que tenía en Rosario y en el resto del país


El secretario gremial de la Asociación Empleados de Comercio de Rosario, Juan Gómez, confirmó que la empresa de electrodomésticos Garbarino cerró todos sus locales en la ciudad. Dijo que pidió la intervención del gobierno nacional porque el lockout patronal "afecta cuatro mil trabajadores" y es el conflicto "más grande en la actividad privada en los últimos años".

De acuerdo a los dichos del dirigente mercantil, al tradicional salón de ventas que estaba ubicado en la peatonal Córdoba al 1200, desde ayer a la tarde se sumaron las sucursales situadas en los shoppings Alto Rosario y El Portal y la que funcionaba en un hipermercado de la zona sur.

“Se confirmó lo que veníamos denunciando como gremio. Estamos ante un lockout patronal. En Rosario ya teníamos cerrado el local de calle Córdoba, y ayer a las 15 los empleados recibieron la orden de cerrar los tres locales que quedaban: en los dos shopping de la ciudad y en un hiper de zona sur”.

Señaló Gómez.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, el dirigente del gremio mercantil consignó que “se trata de una orden (empresarial) de cerrar todos los locales en el país. La decisión de esta empresa afecta en un conflicto nacional a cerca de 4 mil trabajadores. En Rosario teníamos 56. Este es el conflicto más grande en los últimos en tiempo en la actividad privada. En 20 ó 30 años no hay antecedentes de un conflicto con más de 4 mil empleados afectados”, agregó.

Gómez dijo que el gobierno nacional “está interviniendo en Buenos Aires en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Nación que es donde debe definirse”.

“Este fue un lockout patronal porque no hubo abastecimiento de mercadería, no se hicieron cargo de los salarios de los trabajadores. Les deben abril y mayo. La empresa dejó caer los locales y ahora cerraron por tiempo indefinido más de doscientas sucursales en todo el país”.

Agregó Gómez.

El secretario gremial de los mercantiles añadió que Garbarino “tiene una deuda millonaria, fue comprada por otro grupo empresario en junio del año pasado por un dirigente ligado al fútbol, al club San Lorenzo, que figura como titular. Ahora parece que la están vendiendo a otro grupo. La situación más grave es que los propietarios no se hacen cargo de sus responsabilidades”.


 


Publicar un comentario