Festejaron un cumpleaños clandestino en la Villa 1-11-14: Había 142 invitados y detuvieron al organizador


Este domingo por la madrugada, durante el primer fin de semana de vigencia de las nuevas restricciones de circulación para contener la segunda ola de contagios de COVID-19, Gendarmería nacional desbarató una multitudinaria fiesta de cumpleaños clandestina en la manzana 18 de la Villa 1-11-14 y detuvo a su organizador, un ciudadano boliviano que festejaba sus 30 años: había más de 140 personas.

El operativo comenzó cuando miembros del Escuadrón “1-11-14” de la Gendarmería realizaban un patrullaje de rutina por el barrio Padre Rodolfo Ricciardelli y advirtieron una celebración masiva en la casa 99 de la manzana donde no había distanciamiento social, ni se utilizaban barbijos, además de tratarse de una reunión social no permitida de acuerdo a las disposiciones del nuevo decreto presidencial.

Ante esta situación, y por disposición del fiscal Néstor Maragliano, a cargo de la Fiscalía Contravencional de Faltas N°25, los efectivos solicitaron un refuerzo de patrullas para registrar el lugar e interrumpieron la realización de la fiesta. Se trataba de un festejo de cumpleaños: el agasajado y organizador del evento, Juan Carlos Poma, de nacionalidad boliviana, fue detenido en el momento.

El jueves pasado -el mismo día en que el presidente Alberto Fernández anunció el paquete de medidas y un nuevo confinamiento hasta el próximo 30 de mayo- el hombre había cumplido 30 años, que decidió festejar este sábado por la noche a pesar de la prohibición con más de un centenar de invitados.

En el lugar, los gendarmes identificaron al menos a 142 personas que participaban del evento en infracción al DNU 334/21 y a los artículos 205 y 239 del Código Penal, sin medidas que prevengan el contagio de coronavirus.

Además, los efectivos que participaron del operativo incautaron toda la logística dispuesta para la realización de la fiesta: 20 juegos de luces, tres máquinas de humo, tres reproductores de imágenes, tres notebooks, un CPU, dos monitores de PC, una pantalla gigante rebatible, dos consolas de música, tres micrófonos, cableados eléctricos y una gran cantidad de bebidas alcohólicas.

No fue el único operativo de este domingo a la madrugada. En la provincia de Jujuy, 90 personas, en su mayoría menores de edad, fueron detenidas o demoradas por participar de dos fiestas clandestinas desactivadas en la ciudad de San Pedro de Jujuy.

En la primera de ellas, 77 personas, entre ellas 39 mayores y 38 menores que participaban de una fiesta en el barrio Presidente Perón fueron detenidas a la sede de la Unidad Regional 2. En la otra, la policía también demoró a 13 personas, un mayor y 12 menores que participaban de otro evento donde no se respetaban las nuevas disposiciones ni medidas de prevención del contagio.

En la provincia de Córdoba, en tanto, un total de nueve personas fueron detenidas acusadas de organizar o ser propietarias de lugares donde se desarrollaban seis fiestas clandestinas.

Las fiestas desarticuladas en las últimas horas se dieron en los barrios Manantiales, Villa El Libertador, Jerónimo Luis de Cabrera, Villa Rivera Indarte, Villa Allende Parque y Liceo 1º Sección, en la capital, mientras que se conoció otra en la localidad de Salsipuedes.

En la fiesta realizada en barrio Liceo había 60 personas participando de la misma y el organizador quedó detenido e imputado por infracción del artículo 205 agravado por la intervención de menores. En Río Cuarto, otra mujer de 40 años fue detenida en Río Cuarto, acusada de organizar una fiesta clandestina con más de 300 personas.





Publicar un comentario