Detuvieron a un hombre que violaba a sus sobrinas que habían quedado huérfanas

 


 

Un hombre de 39 años acusado de haber violado en Santa Clara del Mar a sus dos sobrinas luego de que muriera su madre fue detenido en las últimas horas en Mar del Plata y, tras negarse a declarar, quedó alojado en la Unidad Penal 44 de Batán.

 

El imputado por “abuso sexual agravado” se negó a declarar ante los fiscales Ramiro Anchou, y Diego Benedetti, quienes dispusieron que continuara alojado en la Unidad Penal 44 de Batán.

 

Cuando eran niñas, las víctimas vivían junto a su madre y su padre en una localidad del interior de la provincia de Buenos Aires. Según la reconstrucción realizada por los fiscales, la mujer era golpeada constantemente por su pareja, por lo que sus suegros la invitaron a vivir, junto a las nenas, con ellos en Santa Clara del Mar, para así escapar del círculo de violencia del que era prisionera.

 

La mujer y sus hijas vivieron un tiempo con los abuelos paternos de las nenas en Santa Clara del Mar, hasta que consiguieron una vivienda para ellas mismas, a pocos metros de ese domicilio.

 

Esa relativa paz duró poco. A la mujer le diagnosticaron un mortal cáncer de cerebro y en poco tiempo se deterioró notablemente. Antes de morir llamó a su familia, para avisar de su condición y pidió que se hicieran cargo de sus hijas, ya que tenía miedo que su expareja también fuera violento con ellas.

 

El hermano de la mujer respondió a esa petición y fue hasta Santa Clara del Mar. Acompañó a su hermana en los últimos días de su vida, participó de su funeral y se hizo cargo de sus hijas, que ya tenían 15 y 16 años y se mudó junto a ellas.

 

Fue allí cuando empezaron los tormentos de las víctimas. El hombre que debía cuidarlas, su tutor, su tío, fue justamente quien abusó de ellas. Solas, con su padre ausente y su madre muerta soportaron las vejaciones a las cuales su tío las sometía.

 

Con el tiempo, ya mayores de edad pudieron denunciar a su tío y contar lo que les había pasado. La fiscalía de Santa Clara del Mar las convocó y en Cámara Gesell narraron los tormentos, para los investigadores y peritos de manera coherente y contundente.

 

Los fiscales Anchou y Benedetti solicitaron la orden de detención para el acusado, la cual fue otorgada por la Justicia de Garantías. Personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) lo buscó en Santa Clara del Mar y en la localidad de la provincia de Buenos Aires donde vivía antes, pero no había rastros de él.

 

Según consta en la causa, una familia del hombre desmintió todo lo que dijeron las víctimas. Incluso el hombre, mientras se mantenía oculto de la Justicia, creó perfiles falsos en redes sociales para descalificarlas.

 

Un dato conseguido por la DDI estableció que el hombre se encontraba en Mar del Plata y el viernes, en un operativo discreto de vigilancia detuvieron al acusado y, tras negarse a declarar ante los fiscales, quedó alojado en la Unidad Penal 44 de Batán.

Publicar un comentario