Una joven denunció a su psicóloga por acoso sexual: “Más mala te ponés, más me gustás”


Agostina Anido, una joven de 25 años, oriunda de San Isidro, Buenos Aires, denunció a la psicóloga con la que estaba realizando su tratamiento de terapia luego de haber sufrido acoso sexual, extorsiones y amenazas de muerte.

La paciente denunció ser hostigada y perseguida por Noelia Zeoli, una profesional de 35 años que es vecina de Villa Ballester, en San Martín. La víctima hizo público el calvario que viene atravesando desde hace unos meses, cuando la psicóloga comenzó a mostrar comportamientos extraños que derivaron en el distanciamiento de su paciente.

“Era muy agresiva, invasiva y controladora. Me llamaba a cualquier hora y me exigía que le diga dónde estaba y qué estaba haciendo. También me mandó fotos y videos obscenos, y audios subidos de tono”.

Contó Anido a la agencia de noticias NA.

“En una de las sesiones por Zoom, vi que tenía 56 fotos mías guardadas en su computadora que sacó de mis redes sociales”.

Añadió.

“Quiero cogerte ya, no doy más. Más mala te ponés, más me rechazás y más me gustás. Me podés”.

Sse escucha en uno de los mensajes de voz que habría sido enviado por Zeoli.

Por esos motivos es que Anido decidió no ir más a las sesiones. Pero no se imaginó que la reacción de la psicóloga sería aún más hostil tras la decisión.

“Te vamos a cagar a tiros, pedazo de prostituta. Sos una puta de mierda que se coge mil tipos, una basura. Chorra, hija de puta. Devolveme las cosas o te pego 30.000 tiros y me importa un bledo todo. Negra de mierda, cornuda por tu novio, pelotuda”.

Se escucha en otro de los audios.

“Enloqueció. Tuvimos una conversación teléfónica y agredió a mi mamá y a mí. La bloqueé de todas las redes y comenzaron las amenazas y extorsiones. Decía que si yo no le daba plata, iba a publicar fotos íntimas mías y con mi ex pareja en redes sociales. Se apareció varias veces en mi domicilio con un cuchillo”.

Relató la ahora ex paciente.

Por su parte Zeoli, quien también sería docente en una escuela secundaria, posee un perfil de Facebook denominado “Lic Psicóloga Noelia Lugones Diaz”, el nombre que utiliza en la esfera digital. En su foto de portada especifica el número de su matrícula y anuncia tener “consultorios en Capital y Provincia”.

Y desde esa red social, la mujer abrió fuego contra su denunciante y su abogado: 

“Agostina Anido es una asesina revienta puertas de las casas porque trabaja con Saker Omar Abel, un penalista que es mafioso. Sacan narcos de la cárcel en combinación con fiscales tránfugas. El ministro Berni ya lo sabe”.

“Es muy triste y lamentable todo lo que me está pasando. La última vez que me llamó, me dejó mensajes en el contestador diciéndome que iba a mandar un sicario para matarme y dejarme en una bolsa. Cuando vuelvo de trabajar vengo con miedo, miro para todos lados porque temo que se me aparezca. Todos los días es una incertidumbre, tengo miedo de que me mate. Ya no sé qué más hacer”.

Lamentó Agostina, quien también precisó que su hermana de 16 años fue amenazada.

Si bien actualmente el caso está a cargo de la Fiscalía Oeste de Vicente López y del Juzgado de San Isidro, Anido contó por su parte que ni en la Comisaría de la Mujer de Olivos ni en la de Munro quisieron tomarle la correspondiente denuncia por tratarse de un “asunto de pares, porque ella es mujer”, según contó en diálogo con El Nueve. Finalmente, en Carapachay sí consiguió asentar el episodio.

“No sé hasta qué punto es cierto que tiene una matrícula de psicóloga”.

Enfatizó la joven, quien conoció a Zeoli cuando eran compañeras de facultad, hasta hace un tiempo, durante la cursada de la carrera de Turismo en la Universidad de San Martín. Fue en ese momento cuando decidió iniciar terapia con ella, tras tomar conocimiento de que ejercía como trabajadora de la salud mental.

La viralización del caso tuvo mucha relevancia a través de Facebook e Instagram, donde además se conocieron dos casos más de mujeres amenazadas por la presunta profesional. 

“Ella pensaba que por culpa mía y del chico con el que salía, Agostina se alejó”.

Deslizó Aylén, una de las chicas que también se animó a hablar.

“Amenaza todo el tiempo y me manda fotos del supuesto sicario que nos va a matar. La psicóloga me mandó una solicitud por Facebook y me invitó a participar en un programa de radio, yo no era paciente ni la conozco. Al principio me habló de buena manera, amable. Después me empezó a hacer planteos como si fuera una pareja”.

Añadió Lucía, otra de jóvenes que fue víctima de Zeoli.

“Me empezó a decir que yo le gustaba y que se excitaba con mi voz. Me mandó un montón de audios y videos sexuales. Cuando la rechazo, me empezó a decir que me había mandado Agostina, y yo a Agostina no la conozco. Me empezó a insultar y a decir que yo era cómplice de un robo”.

Concluyó la joven.


Publicar un comentario