El viento y poca agua causaron la muerte masiva de pejerreyes en una Laguna de Junín





La naturaleza jugó una mala pasada con la fauna íctica de la laguna de Gómez, ya que al bajo caudal de agua que se venía registrando, se sumó un fuerte viento sur que sopló durante toda la noche.


Como consecuencia de ello miles de peces fueron arrojados hacia la costa seca, generándose una masiva mortandad.


Por lo que se pudo apreciar, había una mayoría de pejerreyes (también carpas y bagres), la especie más buscada por los pescadores y los turistas que llegan a Junín y que venía reponiéndose en nuestros espejos de agua, luego de temporadas con baja población.



Personal municipal trabajaba por estas horas para limpiar la costa de los peces muertos y evitar las consecuencias derivadas del olor que podrían despedir.

Publicar un comentario