Fue atacada brutalmente por 3 mujeres y terminó con fractura de cráneo


En la madrugada de este sábado, una joven de 18 años fue sorprendida por atrás mientras por tres agresoras,  disfrutaba con sus amigos en la costanera del río Xanaes, en la ciudad cordobesa de Arroyito, donde cada fin de semana se reúnen cientos de personas.

La víctima fue identificada como Brisa Almada, quien la agarraron de los pelos, la tiraron al piso, y sin mediar una palabra, comenzaron a pegarle patadas en el rostro. Según contaron horas más tarde los testigos, "la violencia con que las mujeres le pegaban fue tal, que la chica terminó tendida en el piso, "está viva por milagro".

Hoy, Daniel Almada, padre de Brisa, confirmó a la prensa local que su hija fue trasladada por un joven al Hospital Carlos Julio Rodríguez para que reciba atención primaria. 

“La agarraron de los pelos, la tiraron al piso, y sin que pudiera mediar una palabra, las agresoras comenzaron a propinarle patadas en el rostro”.

La feroz golpiza se desató tras una discusión por una fotografía publicada en redes. Posteriormente, Almada se apersonó en la comisaría de la ciudad para realizar la denuncia, donde tuvo que esperar casi una hora para realizar el trámite. 

"Brisa se sentía mal, antes de terminar mi denuncia se desvaneció”.

Relató el padre. 

Entonces la familia volvió al Hospital y otro profesional solicitó inmediatamente una placa que arrojó como diagnostico, fractura de cráneo, además de los múltiples hematomas en todo el cuerpo a raíz de las patadas recibidas.

Desde la Fiscalía de Arroyito - donde se llevan adelante las actuaciones e investigaciones del hecho-, confirmaron a este portal que la victima consiguió identificar a sus agresoras, y por lo menos dos de ellas tienen antecedentes por violencia y drogas.

“Si a los golpes a mi hija se los hubiese dado un hombre, la celeridad con la que hubiesen actuado sería otra. El tipo ya estaría preso. Acá como fueron mujeres, nadie hace nada. No miran a la víctima pese a que el daño es el mismo, lo cometa un hombre u otra mujer”.

Sentenció Almada.



Publicar un comentario