Una densa espuma marina cubrió las playas de Mar del Plata




Una densa espuma marina, sin efectos nocivos para la salud, cubrió ayer las playas de Mar del Plata y Santa Clara del Mar. El fenómeno pudo ser visto por los pocos turistas que aprovecharon los distintos balnearios en un día nublado y con lloviznas pasajeras. En algunos playas, como Punta Mogotes, la espuma alcanzó los 50 centímetros de espesor y se extendió en la totalidad de la orilla.

Según describieron los especialistas, esto ocurre cuando un oleaje importante se combina con concentraciones de materia orgánica en la Costa Atlántica. 

“Es como si metieras detergente en el lavarropas”.

Aseguró la investigadora Nora Montoya, jefa del Programa de Química Marina y Marea Roja del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero.

A su vez, explicó que “la espuma como fenómeno físico es una mezcla entre aire, un tensioactivo y la agitación, y en el mar hay disuelta materia orgánica concentrada que actúa precisamente como tensioactivo o surfactante, y que las olas mezclan con el aire”.

La especialista indicó además que el mencionado componente orgánico es producto de “una afloración de microalgas que al romperse liberan este material que pueden ser proteínas o carbohidratos, y cuando esto coincide con un oleaje fuerte como el de los últimos días, se produce esta espuma”.

Montoya detalló a la agencia de noticias Télam que “el fenómeno no tiene un nombre en particular y ocurre en todo el mundo. Depende de las mareas y ocurre por lo general después de que se registra mucho viento”. Y sostuvo que de acuerdo a los análisis realizados en la costa hasta la semana pasada, “no se trata de un evento tóxico ni nocivo”.

Por su parte, Alejandro Saubidet, director científico del Aquarium Mar del Plata, señaló que “esta espuma marina aparece por la agitación del agua de mar y la espuma atrapa materia orgánica como aceite, proteínas y iodo”.

El investigador destacó que “su aparición muchas veces tiene que ver con eventos de floraciones de microalgas marinas, las cuales están relacionadas también con el aumento de temperatura del agua”.

Por otro lado, en declaraciones al portal local 0223, expertos en la temática no descartaron la posibilidad que la alta temperatura del mar en los últimos días del mes de enero en especial haya tenido algún tipo de relación con este fenómeno. Esto sucede porque el agua a 24 grados favorece el crecimiento de plancton y floraciones marinas que, combinadas con la agitación del oleaje, pueden provocar la gran cantidad de espuma que este martes bañó las costas marplatenses.

Remarcaron que, debido a que el viento sur no está soplando como es habitual, se expanden los vientos del sector norte y, más allá del calor en la costa, la temperatura del agua se enfría más lento que aire. Por eso es preciso que cambie la marea y limpie el mar.



Más allá de la sorpresa durante la jornada de ayer, en la Costa Atlántica recurrentemente se ven paisajes similares. Todos los años gran parte de las costas de la ciudad de Mar del Plata se ven cubiertas con murallas de algas que se acumulan en la orilla y dependiendo del viento y del clima van desapareciendo con el correr de las horas. Los especialistas aseguran que no son tóxicas y no pueden causar daños a la salud, pero aclaran que cuando comienzan a descomponerse generan un fuerte olor nauseabundo.




Publicar un comentario