Tiene parálisis cerebral, su mamá lo abandonó y la abuela organizó una campaña para conseguirle una silla de ruedas que cuesta $400 mil


El 9 de abril de 2012, Benjamín nació prematuro y quedó internado cuatro meses en una incubadora. Poco después fue diagnosticado con parálisis cerebral y los médicos le dieron unas pocas horas de vida o, en el mejor de los casos, dijeron que podría sobrevivir y quedar sordo o quizás ciego. 

Esos pronósticos no se cumplieron, pero el pequeño fanático de Marcelo Gallardo no puede hablar ni caminar, aunque sabe expresar sus emociones y se hace entender con su mirada de sus grandes ojos marrones.

“¡Tiene una sonrisa que logra todo!”.

Contó Adriana, la abuela paterna. Ella dice que Benja 

“Es fanático de River, mira los partidos y además le gusta la música romántica. Es muy especial y sensible, y aunque no habla expresa mucho con la mirada”.

Debido a la discapacidad que tiene, Benja necesita de una silla de ruedas postural que le sostenga la cabeza porque no puede mantenerla erguida. El valor: $400 mil.

“Estoy organizando la cuarta rifa para juntar dinero y poder comprarla, o juntar lo que más pueda porque además de la silla él necesita remedios. Por eso, siempre rifo cosas que otras personas que lo conocen y saben de sus necesidades nos donan. También estamos organizando, con todos los protocolos, un torneo al aire libre de penales”.

Señaló la mujer que trabaja por hora cuidando a una señora.

“Su mamá no lo ve desde hace dos años y medio... Yo soy su abuela-mamá”

Benjamín es el primer nieto de Adriana y, por consiguiente, el más mimado y consentido de la familia. 

“Tengo cuatro hijos y cada uno me dio un nieto, pero el amor no es el mismo con todos, si bien es inmenso por cada uno”.

Reconoció, y admitió que con él cumple un doble rol desde que viven juntos.

“Siempre le digo a mis hijos que si a sus hijos les pasa algo, tienen a la mamá y al papá para ayudarlos. Benja solo tiene a su papá y a sus abuelos, porque la mamá no le estaba dando los cuidados necesarios. Vimos algunas cosas que no nos gustaron y desde entonces vive con nosotros. Lo mandamos al jardín, lo vieron todos los médicos que necesita y una fisiatra. La mamá hace 2 años y medio que no lo ve por decisión propia. Sabe que acá tiene las puertas abiertas, pero no lo visita”.

Lamentó.

En el mismo tono, dice que el papá del nene es barrendero municipal y que con ese sueldo y el que ella gana “no nos alcanza para todo lo que hay que comprar y la pensión del nene ayuda un poco, pero tampoco es suficiente porque él también necesita tomar un jarabe especial que cuesta $8 mil que le recetó un médico del Hospital Güemes porque es epiléptico y hace un tiempo convulsionó. En cinco minutos cinco veces... Eso fue fatal para él y toma otros remedios que también son caros”.

Benjamín necesitará en un futuro no muy lejano ser operado de las caderas y de los pies, porque los tiene desviados. 

“Queremos ofrecerle una mejor calidad de vida y para eso necesita otros artículos de ortopedia como un silla de baño”.

Agregó Adriana.

Por su condición, Benja no puede tragar y todo lo que come tiene que estar procesado. 

“Tampoco toma jugo ni agua, solo puede tomar bebidas isotónicas por las sales que tienen. Es un nene que se deshidrata con facilidad, así que compramos dos o tres packs de esa bebida por semana, y eso también sale un dinero... No es fácil cuidar a un nene con una discapacidad y no la hacen fácil tampoco”.

Agregó la abuela que mientras trabaja no deja de pensar en volver a casa y ver a su nieto.

“Si lo vieras cómo mira los partidos cuando juega River. No imagino lo feliz que sería si pudiera conocer a uno de los jugadores. También le gusta la música de Romeo Santos y la tecnología. ¡Es imposible hacerlo jugar con juguetes! Con la fisiatra no podemos hacerlo jugar con otra cosa que no sea un atable! A él dale un teléfono, como puede siempre se entretiene y buscar estar bien”.

Para colaborar: mediante transferencia bancaria al CBU N° 0140145103506950565192 o mediante la app Mercado Pago al teléfono de Adriana: 1157977104



Publicar un comentario