Paseaba con sus hijas y vieron a su abusador tomando sol


Condenado en julio del año pasado, por haber abusado de sus hijastras, el hombre  fue advertido por las víctimas quienes entraron en pánico, según expresó el medio local La Opinión Austral.

Por otro lado,  se informó que la abogada querellante pedirá explicaciones a la Justicia

“No sabíamos qué hacer, a mí me temblaban las piernas”.

Dijo la madrastra de las víctimas. 

El hombre, que fue visto en horas de la tarde del sábado en  Río Gallegos, se lo conoce como el caso C.A, y que está detenido por haber abusado de dos de sus hijastras en el año 2011.

El caso se hizo público cuando la hija biológica del acusado rompió el silencio y  contó lo que el agresor sexual le había hecho, años atrás.

A pesar de las denuncias hechas contra el agresor sexual, continuaba en libertad hasta julio del año pasado cuando el tribunal de la Cámara Oral lo sentenció a diez años de prisión.

La causa caratulada como: 

“Abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la convivencia -tres casos-” pero luego fue modificada a  “delito continuado -dos víctimas-” con un pedido de 15 años de prisión. 

“Mi hija mayor tiene miedo que quede libre y se quiera vengar”.

Advirtió alarmada la madre al medio local que hizo el seguimiento del caso.

El hombre tiene como víctimas a sus hijastras y a su hija biológica. 

En horas de la tarde del pasado sábado toda la familia se encontraba a bordo de una camioneta cuando una de las víctimas vio a su abusador.  Su padre se encontraba tomando sol en una casa como si estuviera en libertad, pese a que en julio del 2020 había sentenciado a diez años.

El acusado se encontraba en el patio de una casa con rejas. Según describen, estaba con las manos detrás de su nuca tomando sol junto a otra persona.

La casa donde estaba C.A. es de “pregreso”, allí se encuentra con otras ocho personas, también privadas de su libertad por delitos similares, informaron al medio local.

Por lo que se sabe, esa. casas de “pregreso” sirven para personas que están prontas a recibir su libertad y que hicieron méritos para poder gozar de vivir en una casa.

Según fuentes judiciales que el medio consultó. esa vivienda,  debería estar en refacciones.

De los diez años de condena que lleva el acusado, sólo seis lleva en  prisión.  Sólo seis meses lleva purgados de pena por lo que la abogada querellante, Jovita Vivar, realizaría este lunes una presentación para determinar el porqué de la estadía del extrabajador municipal en esa morada.



 


Publicar un comentario