El drama del discapacitado que vive en un auto "Necesito urgente alquilar para vivienda"


Un auto estacionado en la calle Espejo, en pleno centro de Mendoza, esconde la triste historia de Roberto, un hombre de 67 años discapacitado. Hasta octubre alquilaba un departamento en el barrio Infanta, pero como ya no pudo afrontar el gasto decidió vender todo lo que tenía, se compró un auto y lo convirtió en su improvisada casa.

"Necesito urgente alquilar para vivienda. Puedo pagar 2.000 pesos mensuales".

Reza uno de los carteles que el hombre pegó en los vidrios del vehículo. 

"No me ofrezcan dinero porque ofenden mi dignidad".

Aclara en otra leyenda.

Roberto nunca pudo jubilarse. Sólo recibe una pensión universal. 

"Soy discapacitado y cobro $15.000 por mes, pero me descuentan un préstamo de ANSES, así es que me quedan $12.000. Con este dinero se hace difícil comer".

Dijo el hombre al ser entrevistado por radio Nihuil.

Algunos comerciantes cercanos le acercan algo de comer, y en su vehículo tiene lo que necesita para sobrevivir: una hielera, ropa y algunos elementos para dormir. 

Para higienizarse se traslada a una estación de servicio cercana que tiene duchas. Mientras tanto, pide un terreno donde construirse su propia vivienda o alquilar un garage o habitación en una casa de familia, a precio módico, para sobrevivir de una manera digna.




Publicar un comentario