El detenido por el femicidio de Úrsula ya había sido denunciado por otras mujeres


El policía bonaerense Matías Ezequiel Martínez, detenido por el femicidio la joven Úrsula Bahillo, de 18 años, en la localidad provincial de Rojas, tenía prohíbido por la Justicia acercarse a la víctima, a quien mató en una zona rural.

Allegados a la joven asesinada dijeron a la prensa que Martínez, quien tiene 25 años y estaba de licencia psiquiátrica de la fuerza de seguridad, había recibido en los últimos días la notificación de una restricción perimetral que le impedía estar cerca de Bahillo.

Sin embargo, el policía pasó a buscar a la joven con su auto y la llevó hacia una vecina localidad de Guido Spano, donde la asesinó a puñaladas adentro del vehículo.

Úrsula, la joven de 18 años asesinada por Martínez

Bahillo había presentado varias denuncias en la comisaría local en contra de Martínez porque había sido víctima de amenazas y violencia.

Martínez, dijeron los allegados a la joven, tenía unas 14 denuncias de otras mujeres con las que había tenido alguna relación en la ciudades de Zárate y San Nicolás, en donde se había desempeñado como policía.

"Una chica ya había denunciado que le había puesto un arma en la cabeza. Otras mujeres vinieron anoche a marchar para pedir justicia".

Dijo un allegado de la familia Bahillo a la prensa.

La manifestación en reclamo de justicia llevada a cabo esta madrugada terminó en graves incidentes entre los vecinos, que incendiaron un patrullero, y la policía, que disparó balas de goma y gases lacrimógenos.


Publicar un comentario