Compró un rascador para gatos hace 8 meses y aún no lo recibió: ya son 15 denuncias


La mujer vive en Rosario y encontró por redes sociales este emprendimiento de Mar del Plata. Pagó $15.900 y asegura que no le responden los mails.

 

Los gatos son mascotas curiosas que aman jugar. Quienes los prefieren sobre los perros aseguran que son independientes, intrépidos y curiosos que no se aburren dentro del hogar. Al momento de adoptarlos es necesario considerar además de los cuidados en la alimentación y mantener al día el plan sanitario del animal una serie de accesorios que permitan que el animal desarrolle su instinto sin generar complicaciones dentro de la vivienda y una buena opción puede ser la adquisición de un "rascador".

 

En esto pensó María cuando adoptó a Miguel, Enrique, Rosa e Hipatia y navegando en Instagram dio con una empresa familiar marplatense que realiza este tipo de “juguetes” para el pequeño integrante de la familia y aunque el costo era elevado (pago $15.999), consideró que valía la pena ya que se trataba de un trabajo artesanal que iba a acompañar al animal toda su vida.

 

Según cuenta hace ocho meses que realizó la compra y todavía no tiene noticias del anhelado mueble. “El mío salió 15.900 pesos pero hay más caros”, dice. La empresa ofrece productos destinados a la comodidad felina que oscilan entre los 2.000 y los 30.900 pesos.

 

Al momento de hacer la compra, desde la empresa le informaron que podía registrarse una demora de 15 días ya que la fabricación del producto comenzaba una vez que se acredite el pago. Al mismo tiempo, en la página web advirtieron que una vez hecha la compra los clientes no debían realizar el seguimiento del pedido desde la web, ya que no realizan confirmación de pasos.

 

Una vez que se cumplió el plazo estipulado y al ver que no había llegado la compra, María se contactó con la empresa vía mail y le notificaron que debido a la demanda y por las complicaciones generadas por el aislamiento estaban registrando demoras de hasta 70 días por lo que solicitó que se le reintegre el monto de la compra. “Ahí dejaron de contestarme los mails”, cuenta

 

Desde entonces envía mails a diario ya que es la única vía de comunicación que proporcionó la empresa sin obtener respuestas. “Lo único que tengo de mi compra es el comprobante de la transferencia en pago del producto. Hay mucha gente que está en la misma situación que yo, grupos en redes sociales”, relata.

 

Lo cierto es que en la Defensoría del Consumidor registraron 15 denuncias por el mismo motivo. “Hasta ahora hay 15 denuncias pero somos 22 las personas que fuimos estafadas por la empresa”, dice.  


Fuente: 0223


Publicar un comentario