Un policía baleó a un adolescente de 15 años que intentó asaltarlo en Avellaneda

  

Un sargento de la Policía Federal baleó a un adolescente de 15 años que junto a tres cómplices le robó en Avellaneda. Fue interceptado por cuatro delincuentes, dio la voz de alto y se produjo un tiroteo. Uno de los ladrones afirmó: “Nos disparó la víctima cuando fuimos a robar”.

 

El violento asalto fue el viernes por la noche en Santiago del Estero entre Paraguay y Brasil en Piñeiro, Avellaneda. El policía estacionó su Fiat Cronos gris en el que estaba con su hijo y su nieto y fue interceptado por cuatro delincuentes armados que se movilizaban en un Volkswagen Gol Trend.

 

El efectivo dio la voz de alto y se desató un tiroteo en el que resultó herido uno de los asaltantes, un adolescente de 15 años. Los ladrones escaparon en el mismo auto con el que llegaron. Minutos después del asalto ingresó al hospital Fiorito el adolescente herido de bala. Notificaron a la comisaría 2° de Avellaneda que demoró al joven, que recibió dos disparos en el hombro izquierdo y que por su edad es inimputable.

 

Fuentes de la investigación afirmaron a la agencia Télam que otro adolescente de 16 años, que tenía manchas de sangre pero estaba ileso, afirmó en el centro de salud: “Lo traje a mi compañero y nos disparó la víctima cuando fuimos a robar”. El asalto es investigado por la fiscalía en turno del Departamento Judicial Avellaneda - Lanús, que dispuso una serie de peritajes y el secuestro del arma reglamentaria del policía.

 

A fines de diciembre un efectivo de la Policía de la Ciudad que estaba de franco de servicio y manejaba un Uber mató a un ladrón e hirió a un cómplice de 16 años en un intento de asalto en Lanús. Fue el 27 de diciembre en 9 de Julio y Suipacha, donde un oficial que trabaja en la comisaría vecinal 4C de La Boca y estaba de franco fue abordado en su Honda Fit por dos jóvenes que simularon ser pasajeros para asaltarlo.

 

De acuerdo a la versión del efectivo uno de ellos extrajo un arma de fuego, lo apuntó y le exigió que le entregue plata. El chofer sostuvo que dio la voz de alto, sacó su pistola calibre 9 milímetros reglamentaria y disparó. Uno de los ladrones murió, mientras que su cómplice de 16 años sufrió una herida de bala en un brazo.

 

Desde Uber aseguraron que ni el policía ni su vehículo se encuentran registrados en la aplicación, y los investigadores dudan de la versión del efectivo. Secuestraron en el auto un revólver calibre 32 que, según el relato del policía, fue el arma que usó uno de los asaltantes.

Publicar un comentario