MADARIAGA – ATAQUE DE UN PITBULL: “Me atendió una jefa en la comisaria me dijo que no podía golpear casa por casa para saber de quién era el perro”

 

 

Matías Cáceres se encargó de hacer visible el caso que tiene como protagonista a su mamá Blanca Mabel Farías, quién fue atacada por un perro en Calle 107 y 4. Por el hecho, la mujer sufrió severas heridas y quedó vendada en gran parte de su cabeza.

 

El joven contó que su mamá caminaba hacia la casa de un pariente cuando apareció el can y se le abalanzó. Principalmente se ensañó con su cabeza mientras, según relató Matías, aparecieron otros perros que también atacaron a la mujer en sus piernas.

 

“Cuando fue a verla al Hospital no lo podía creer. Se me caían las lágrimas de lo que le pasó”

 

Matías dijo que tiene lastimaduras en el cuero cabelludo, la boca, un brazo y una de las piernas.

 

“Zafó porque vino una vecina con un palo o algo así.”

 

En tanto relató que al ir a la comisaría debió realizar él mismo la denuncia porque su mamá estaba siendo atendida. En la sede policial le pedían datos que no sabía brindar y el sólo exigía que vayan a ver la zona para buscar al perro.

 

“Ella no podía declarar porque estaba sedada. No quedó internada porque por la pandemia no la ingresaron. Además, no había cama y la mandaron a mi casa. En la comisaría me atendió una jefa en la comisaria me dijo que no podía golpear casa por casa para saber de quién era el perro. Ya ha atacado a varias personas, tiene dueño y fue ayer a casa y esta tarde iba a ir de nuevo ir pero con la plata no se paga la vida me parece”.

 

Horas después del inicio de este calvario una de las hijas de la mujer se descompuso al recordar el momento del ataque y Matías denunció que llamaron a una ambulancia a las 3 de la madrugada a través del 107 y que se la negaron por la que debieron llevar a la chica en remís al centro asistencial.

Publicar un comentario