BALCARCE: Una pareja de jóvenes fue demorada por realizar estafas a través de Instagram

Un joven de 20 años y su novia de 18 fueron demorados por la Sub DDI de Balcarce acusados de vender por Instagram ropa que luego los compradores nunca recibían.

 

Según la investigación de la Fiscalía de Delitos Económicos de Mar del Plata, a cargo de Javier Pizzo, una de las estafas fue contra una menor, también de Balcarce, a quien le sacaron todos sus ahorros. Es que, conforme recabaron los pesquisas, los clientes realizaban una transferencia por Mercado Pago y luego descubrían que no recibirían nunca la indumentaria supuestamente adquirida. Esto fue lo que le ocurrió a la joven, quien al percatarse, radicó la denuncia en la Policía de Investigaciones.

 

El mecanismo utilizado por los jóvenes era simple: utilizaban un perfil falso de Instagram, donde ofrecían indumentaria para adolescentes. Luego recibían el dinero enviado por los clientes a través de las redes de cobranza, pero no enviaban la mercadería prometida.

 

Según relató la joven, luego de ver la publicación de una firma textil de Mar del Plata en la red social mencionada, se contactó con los supuestos representantes de la marca, con quienes acordó una importante compra. Luego, desde la presunta empresa le pasaron los datos para realizar la transferencia de dinero por Mercado Pago.

 

Pero a medida que pasaba el tiempo y el pedido no llegaba a Balcarce, la adolescente comenzó la gestión de reclamo. Y fue cuando constató que había sido bloqueada de las redes sociales y la cuenta de Instagram de la casa de ropa era simulada.

 

Investigación

 

La investigación desarrollada por la Sub DDI logró determinar que los estafadores venían desarrollando la maniobra delictiva desde septiembre y que hasta el momento mediante ese accionar habían logrado recolectar alrededor de 20.000 pesos. Asimismo, mediante el análisis de las IP de conexión desde donde se realizaron las estafas, y los aportes realizados desde Área de Legales y Relaciones Gubernamentales de Mercado Libre, se pudo determinar la identidad de los dos imputados.

 

Con la información y distintas tareas de campo de los uniformados se certificó el domicilio de los causantes y se requirió el allanamiento de la propiedad.

 

La medida dispuesta por la jueza de Garantías, Rosa Frende, logró la identificación de los acusados y la notificación de la formación de una causa por “Estafa informática”, figura delictiva que estipula una pena de 6 años de prisión. Los involucrados serán convocados a prestar declaración indagatoria en Tribunales.

 

Fuente: La Capital

Publicar un comentario