TANDIL: Buscan al hombre que acosó a una nena de 13 años a plena luz del día

 


Un lamentable episodio se registró este miércoles por la tarde, a plena luz del día, en la intersección de las calles Maipú y 11 de Septiembre: un hombre que circulaba en un automóvil gris acosó a una niña de 13 años e intentó hacerla subir a su vehículo.

 

Silvina Villaverde, madre de la víctima, dialogó con El Eco de Tandil y contó el traumático episodio que vivió la menor, quien hoy tiene miedo de volver a salir a la calle: “Mi nena me pregunta ‘¿qué me tengo que poner para salir a la calle y que no me digan nada?’”.

 

Explicó Villaverde que su hija había salido a andar en bicicleta y que cuando volvió, como estaba cansada, decidió salir a caminar por la zona para relajar las piernas. Se alejó apenas dos cuadras de su vivienda, ubicada en 25 de Mayo y 11 de Septiembre y, alrededor de las 17 horas, su mamá le mandó un mensaje para que regresara.

 

“Salió de la plazoleta del barrio Mi Jardín y cuando estaba cruzando Maipú paró un auto y le hizo señas como para que se acercara; le decía ‘vení, vení’ con la mano. Pero como ella imaginó que era por una dirección, no le dio importancia. Agarró 11 de Septiembre y dobló por 25 de Mayo para llegar a casa, pero en ese momento volvió a ver al mismo auto que venía a mayor velocidad. El conductor frenó violentamente, paró el motor y desde el habitáculo le empezó a gritar ‘¡Venís para acá, venís!’”, relató Villaverde.

 

La niña, cuando comprendió la situación y advirtió que el acosador atinaba a abrir la puerta, dio unos pasos hacia atrás y salió corriendo hasta su casa, donde estaba su padre. Le contó lo que había ocurrido y salieron a buscarlo, pero el hombre ya se había ido, de modo que no pudieron registrar la patente.

 

Lo único que sabe la nena es que era un auto gris oscuro y que quien manejaba era un sujeto canoso de pelo largo. Como no pudieron averiguar el nombre del acosador, Villaverde realizó un posteo en Facebook para ver si algún vecino podía ayudarla. Inmediatamente, le llegó un video que anda circulando por las redes, que una joven tuvo el coraje de grabar, pero clamó que no era el mismo individuo.

 

“La nena quedó con un susto terrible. Si bien ella no es de salir, y menos ahora con todo esto de que están todos los chicos encerrados, cumplió los 13 años en cuarentena y dije ‘bueno, es tiempo de que por ahí pueda salir sola’”, contó.

 

Además, señaló que tristemente fueron muchas las chicas de 12, 13, 14 y 15 años que la contactaron y que le comentaron que lo que sufrió su hija ellas también lo vivieron pero que nadie las escucha y que se sienten desprotegidas al momento de salir a la calle.

 

La denuncia correspondiente la radicaron en la Comisaría Primera pero por el momento no tuvieron novedades: “Me dijeron que me quedara tranquila, pero yo tranquila no me quedé. Fui por el barrio para ver si encontraba cámaras, ya que me dijeron que desde Fiscalía iban a buscar, pero que acá no hay dispositivos del Centro de Monitoreo. Y la realidad es que es una zona tranquila; nunca me había pasado absolutamente nada”.

Publicar un comentario