¿Quién era "Culón" Guaymás, el presunto femicida linchado en Tucumán?



Las tremendas imágenes del linchamiento que terminó con la vida de José Antonio Guaymás (25), apodado "Culón", conmocionaron al país. El motivo del ataque a golpes y machetazos contra el hombre es que se trataba del principal sospechoso del asesinato de Abigail Riquel, la niña de 9 años hallada asesinada el domingo en un descampado de Tucumán.
"Es la persona que estábamos buscando por el crimen de Abigail".

Reconoció anoche el fiscal Ignacio López Bustos, quien precisó que el acusado "está muerto y el cuerpo fue llevado a la Morgue Judicial, donde se llevará a cabo la autopsia".

Guaymás era buscado desde hacía tres días cuando fue sorprendido en la tarde del miércoles en el barrio 240 Viviendas, ubicado en El Manantial, al sur de la capital tucumana, por familiares y vecinos de la víctima que, antes de entregarlo a la Policía, lo desnudaron, lo golpearon con los puños y le patearon la cabeza cuando estaba en el suelo, causándole la muerte.

El ataque, por el que no hay detenidos por el momento, fue registrado por personas que estaban en el lugar con sus teléfonos celulares, por lo que se viralizaron varios videos.

Guaymás contaba con numerosos antecedentes por el que se le abrieron 19 causas judiciales en los últimos 10 años. Todos eran por delitos a la propiedad, como robos, hurtos, asaltos y robos en moto, pero nunca afrontó un tribunal, ya que sólo tres de esas causas estaban en condiciones de juicio.

Fuentes judiciales desmintieron a La Gaceta que el acusado haya estado involucrado en algún caso de abuso sexual ni que haya sido beneficiado por alguna medida judicial por sus problemas de salud, como habían denunciado en redes sociales.

Desde julio, Guaymás estaba detenido por una tentativa de robo, pero un juez le otorgó la libertad diez días luego, por tratarse de un delito excarcelable. Sin embargo, recién salió el 10 de octubre, ya que no podía cumplir con la caución que le había impuesto la Justicia.

"Culón" tenía más de una veintena de cicatrices en sus dos brazos y en el pecho por los cortes que el mismo se efectuaba cuando atravesaba períodos de abstinencia.

"Había comenzado a consumir drogas desde muy chico. En los últimos tiempos, estaba totalmente perdido y vivía drogado. Su madre buscó ayuda, pero nunca se la dieron porque él tampoco la buscaba".

Contó una vecina María Eugenia Flores a La Gaceta.

Al respecto, la mujer dijo: 

"Entiendo la bronca que tienen todos los tucumanos por el caso. Todo el mundo lo estaba buscando para hacer justicia por mano propia. Mató a un angelito. Hubiera sido un castigo más duro si lo condenaban a perpetua y pasaba gran parte de su vida encerrado. Y todos saben lo que le hacen en la cárcel a los violadores".

Abigail, quien vivía en un barrio muy humilde, fue hallada asesinada el domingo pasado en un descampado de la zona norte de San Miguel de Tucumán, detrás de unos enormes montículos de tierra que se formaron con la apertura de una calle en el lugar.

De acuerdo con los informes médicos, la niña murió a raíz de un golpe en la cabeza y tenía signos de abuso sexual y de intento de asfixia manual.

En la causa, uno de los aportes fundamentales fue la declaración de un testigo que aseguró haber visto a "Culón", cuando caminaba de la mano de la pequeña por el lugar donde, horas más tarde, fue encontrado el cadáver.

Según la hipótesis que manejan los investigadores, la niña les pidió permiso a sus padres para ir jugar en la casa de una amiguita del barrio, aunque nunca llegó hasta ese lugar.

En el camino, sospechan los investigadores fue abordada por su asesino, quien la llevó hasta un descampado ubicado en las avenidas Francisco de Aguirre y Las Américas, donde la atacó sexualmente y luego la mató, presuntamente, para evitar que lo identificara.





Publicar un comentario