Nena murió por una infestación de piojos y sus padres son acusados de asesinato


Mary Katherine Horton, de 37 años, y Joey Yozviak, de 38, están acusados de asesinato en segundo grado por la muerte de Kaitlyn Yozviak, su hija de 12 años, que falleció de un ataque al corazón a raíz de una anemia severa el mes pasado en su casa de Ivey, una localidad ubicado en el condado de Wilkinson en el estado estadounidense de Georgia (Estados Unidos).


El agente especial de la Oficina de Investigaciones de Georgia, Ryan Hilton, testificó que Kaitlyn, en el momento de su muerte, tenía la infestación de piojos "más grave" que jamás haya visto su oficina, según informa New York Post. Su madre también dijo a los investigadores que Kaitlyn no se había bañado en la última semana y media antes de morir.


Hilton consideró que el problema de los piojos, que probablemente duró intermitentemente durante al menos tres años, redujo sus niveles de hierro en la sangre, lo que puede haber estado detrás de su anemia y podría haberle provocado un paro cardíaco.

La jueza de la Corte Superior del condado de Wilkinson, Brenda Trammell, dictaminó que había suficiente evidencia para que los cargos de asesinato fueran presentados ante un gran jurado. La pareja también fue acusada de crueldad infantil en segundo grado.


Kaitlyn fue declarada muerta en un hospital de Milledgeville el 26 de agosto después de que la madre llamó al 911 para informar que su hija no respondía.Cuando las autoridades llegaron a la casa en agosto, encontraron alimañas por todo el colchón, peluches y otros muebles en la habitación de la niña.

Además, los vecinos dijeron a los agentes que no habían visto a Kaitlyn jugando en la casa durante el último mes y medio o dos meses antes de su muerte. Los documentos de la División de Servicios para Familias y Niños de Georgia (DFCS) muestran que los dos hermanos de Kaitlyn fueron sacados de la casa de Horton y Yozviak debido a condiciones insalubres.

Publicar un comentario